Juntar a  “Zotoluco” y Enrique Ponce el 4 de febrero, en una de las corridas del Aniversario, va más allá de juntar a dos maestros del toreo, sino que tiene su chiste.

Enrique, el valenciano, ha sido el alternante más común de Eulalio, el de Azcapotzalco, en tardes de Aniversario en la Plaza México.

Y aunque este mano a mano no será el día exacto del cumpleaños de la Monumental de Insurgentes, sí, el de la despedida, el del punto final de una de las historias más importantes en ese ruedo, la de “Zotoluco”.

“Para mí Enrique en un torero para toreros. Verlo torear es un deleite, pero sobre todo disfrutar y aprender de su técnica y el arte que posee en su tauromaquia. Es un torero al que le caben el 99 por ciento de los toros en la cabeza, por ello es muy normal que haga grandes faenas y triunfe”, dijo, con su honesta sencillez, la primera figura mexicana.

“Zotoluco” y Ponce han protagonizado tardes fundamentales en el coso más grande del mundo.

“Cuando la empresa nos hizo el ofrecimiento no lo dudamos ni tantito, pues además Enrique es uno de los grandes consentidos de la Plaza México e irme de los ruedos ese día a su lado tiene una gran significación”, contó. (Con datos de Carlos Kreimerman).