Con motivo de su próxima boda, la hermosa novia, Yazmín Reyes Rivas, fue homenajeada con un emotivo festejo prenupcial, el cual fue organizado por sus allegadas.
El Gran Hotel Alameda fue el escenario ideal para celebrar el inicio de una vida matrimonial que la festejada compartió con sus familiares y amigas que acudieron a la convocatoria.
En el evento, las invitadas y la festejada disfrutaron de un rico desayuno, además de gratas sorpresas para la futura dueña de su hogar, que al lado de su esposo compartirá para siempre.
Con lindos obsequios la homenajeada fue consentida por parte de sus amistades y familiares, regalos que ella les agradeció infinitamente, reiterándoles nuevamente la invitación a su unión sacramental, cuya fecha se acerca.
El agasajo concluyó placenteramente con las numerosas muestras de cariño de las presentes, deseándole la mayor felicidad posible al lado del amor de su vida.