Ya no se reportaron más muertes de reses

vacas pastando ASC_2733

No hay riesgos por consumo de carne de res. Dirigentes ganaderos aseguran que la crisis por intoxicación de animales fue superada y las amas de hogar pueden llevarla a su mesa sin problema.
El presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz, señaló que la mortandad de ganado por ingesta de pollinaza en el municipio de Calvillo llegó a su fin, tras no reportarse más casos de animales enfermos.
Afirmó que se alcanzó una semana sin reporte de fallecimientos, e incluso la unión ganadera ya trabaja en conjunto con la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, para activar la cobertura del Seguro Catastrófico para animales que cuentan con el registro del SINIIGA.
Por separado, el presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida (UGRH), José de Jesús Guzmán de Alba reconoció que hubo daños colaterales con una acentuada disminución del consumo de carne en la región de Calvillo, por la desinformación y rumores generados sobre la problemática.
Enfatizó que el consumo de carne en el resto del estado no ha significado una variación en los hábitos de compra, tomando en cuenta que hubo atención oportuna de las autoridades e información precisa en el sentido de que la carne de animales enfermos no llegó a los rastros, pues todos los animales caídos fueron incinerados, enterrados, o procesados en plantas de rendimiento, donde no tiene un uso alimenticio en humanos.
Juan Pablo Franco resaltó que gracias a la actuación de médicos veterinarios y autoridades, apenas se dieron los primeros casos de mortandad, se logró que toda la pollinaza fuera concentrada para evitar un daño mucho mayor, aunque ahora se estará al pendiente de los pequeños ganaderos afectados que no contaban con sus animales registrados.
Expuso que la afectación por la mortandad fue un caso aislado generado en una granja avícola, el cual se logró controlar sin que hubiese implicaciones que pusieran en riesgo a la población por consumir carne.
Finalmente, José de Jesús Guzmán de Alba aceptó que al terminar esta contingencia, los costos de producción registran un incremento al haberse disminuido la adquisición de pollinaza en forma temporal para alimentar con otro tipo de forrajes, mientras que los aparceros también sufrieron disminución en sus ventas de pollinaza.