Al llegar a sus quince años de vida, Mariana Yazmín Cuéllar Sánchez fue honrada por sus papás, Ernesto Cuéllar Guzmán y María de Jesús Sánchez, con una misa en acción de gracias que le ofrecieron en la Parroquia del Señor del Encino.
Acompañada por ellos y por sus padrinos, Humberto Luis Torres Bonilla y Martha Silvia Veloz Cuéllar, la guapa quinceañera arribó al recinto sagrado vistiendo un elegante vestido que lució con gran belleza sosteniendo un ramo que le ponía el toque perfecto a su persona.
El ministro de la Iglesia le dio la bienvenida a la casa de Dios, lugar al que con el corazón dispuesto, la bella joven se postró ante el Altísimo en agradecimiento por el don de la vida y por haberle permitido llegar a la edad de las ilusiones.
De igual manera, la bella Fernanda recibió el cuerpo y la sangre de Cristo, para enseguida, en oración, pedir por sus seres queridos.
Posteriormente, se dio paso a la festividad que de igual manera le fue preparada.
Para distinguirla, se organizó de manera especial un emotivo festejo que se llevó a cabo en la Hacienda Triana, espacio que compartió por varias horas con sus invitados que acudieron en su honor para realizar el tradicional brindis.