¿Y el marido?

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras la actriz Geraldine Bazán paseaba el domingo con sus hijos en Tepoztlán, su esposo, Gabriel Soto, coincidía en Acapulco con Marjorie de Sousa en la ceremonia de los premios TVyNovelas.
La pareja estuvo en el ojo del huracán cuando surgieron unas imágenes juguetonas entre Soto y De Sousa en la playa, y hasta el actor tuvo que salir a disculparse y aclarar que no había nada entre ellos.
El domingo, en Acapulco, De Sousa fue la primera en llegar a la gala de los premios a lo mejor de las telenovelas.
Soto pasó por la alfombra unos 20 minutos más tarde, por lo que no se encontraron en ese momento.
“No tengo ningún comentario, estoy esperando pasar a un casting, no tengo tiempo, gracias por el interés”, contestó ayer Bazán al teléfono, cuando Gente le solicitó una entrevista.
Los rumores de una ruptura se han mantenido vigentes en el aire, pero ninguno lo ha confirmado hasta ahora.
Bazán compartió en Instagram el domingo una foto en la que aparece cargando a las dos hijas que tiene con Soto, y a un sobrino.
“#tepoztlanpueblomagico #méxicomágico y con tres!! Claro que puedo!! Mis niñas y mi sobrino jajaja”, escribió. (Staff/Agencia Reforma)