Glorioso día vivió la hermosa Angélica Janeth Macías Cortés.
La bella joven arribó a la edad de las ilusiones y, ese paso de madurez fue para su familia y para la sociedad un momento digno de agradecer a Dios.
La capilla de Nuestra Señora de la Soledad, en el Campestre, recibió las oraciones de la familia Macías Cortés, que agradeció al cielo las bendiciones recibidas por Angélica Janeth.
La celebración no estaría completa sin la tradicional recepción que familiares y amigos de la quinceañera disfrutaron más tarde, donde pudieron presenciar el momento en que la gentil señorita fue presentada ante la sociedad al bailar su primer vals acompañada por sus gallardos chambelanes.
Luego de protagonizar un brindis en su honor y recibir numerosas felicitaciones por parte de sus seres queridos, Angélica invitó a sus amistades a incorporarse a la pista de baile y disfrutar durante varias horas de los temas musicales de actualidad que fueron elegidos para conformar su fiesta.