Warriors no se compara con otras dinastías

Staff / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  14-Jun .- El haber ganado dos títulos y 207 partidos de 249 en los últimos tres años, no hacen de Golden State el equipo más dominante en una postemporada de la NBA.

Las comparaciones son odiosas porque no se puede juzgar nada que no haya sido en su propio momento. Decir que el Warriors actual es superior al Boston de los 80 de Larry Bird o al Chicago de los 90 con  Michael Jordan o a Lakers de los Shaq y Kobe, es ocioso.

“¡Los Warriors no tendrían ninguna posibilidad! No creo que pudieran ganar a ninguno de los grandes equipos campeones de principios de siglo o de los 80 y 90: los Lakers de Kobe y ‘Shaq’, las grandes plantillas de los Spurs con Tim Duncan y David Robinson, los Rockets de Olajuwon, los Lakers del ‘Showtime’, los Celtics de Bird o los ‘Bad Boys’ de Detroit”, aseveró el periodista especializado, Peter Vecsey, en un debate reciente.

Aquí es importante aclarar que las reglas del juego han ido cambiando a través del tiempo, no las elementales, pero sí a la hora de las marcaciones de los oficiales.

Antes el contacto físico era mayor por eso los equipos contaban con un par de hombres exageradamente fuertes, ahora hay más protección hacia los atacantes y ya no es tan necesario establecer las batallas en la pintura sino en la larga y media distancia.

“Tienen muchas armas, te pueden superar de muchas maneras”, afirmó Byron Scott, delantero de aquellos Lakers del Showtime.

Ante todo esto, no queda más que disfrutar los momentos que nos regalan los equipos en la actualidad.

O como lo resumió el coach de Golden State, Steve Kerr, quien como jugador acumuló cinco anillos de campeón: “Si yo tuviera que jugar contra estos Warriors no tendría ninguna opción de estar en la cancha, cualquier jugador de este equipo sería un problema para mí”.