Alberto Bortoni
Agencia Reforma

Una nueva ley le ha dado nuevas posibilidades a DeLorean para levantar el vuelo.
La compañía ha publicado en su portal que, con la nueva legislación conocida como “Low Volume Motor Vehicle Manufacturers Act”, la compañía tendrá la posibilidad de producir un número limitado de réplicas de un auto que se produjo hace más de 25 años.
Esta nueva ley permitirá no sólo a DeLorean, sino a cualquier fabricante de réplicas de autos, incluyendo a compañías como Factory Five, Superformance y evidentemente DMC, que produzcan vehículos terminados y no sólo como kits.
Los autos tienen que cumplir con legislaciones modernas, pero no en todos los temas. Además los puntos como el promedio de consumo de combustible corporativo o CAFE, no aplica tal cual.
Una de las limitaciones de la legislación para las nuevas armadoras es que los motores deben de cumplir con los estándares del Clean Air Act, que limita la cantidad de emisiones que el motor descarga al ambiente, pero el problema se soluciona adquiriendo un motor nuevo, ya sea de producción o accesorio de alguna de las armadoras grandes.
Así, DeLorean tiene planeado iniciar la producción del DMC-12, como modelos armados en el 2017. Y, según se ha dicho en algunos sitios, con posibilidades de motorizaciones V6 con potencias por los 300 ó 400 caballos de fuerza.
Así que finalmente el DeLorean podría tener la motorización que siempre mereció.
La compañía afirma que ya tienen algún tiempo estudiando las diferentes alternativas y mencionan a Ford y Chevrolet como posibles proveedores.
Lo más interesante de DeLorean es que cuando la compañía cerró, quedaron muchas piezas originales en los inventarios.
Originalmente estas piezas serían destinadas a la producción en serie, pero después de cerrar pasaron a ser almacenadas y hoy en día se venden a través de la compañía, que hoy en día está basada en Humble, Texas, cerca de Houston.
El DeLorean seguramente no estará solo; otros fabricantes de réplicas con seguridad ofrecerán sus opciones terminadas y listas para matricularse.
Será interesante ver si estas opciones pueden ser alternativas viables y confiables a un vehículo de producción moderno; sin duda, hay muchos autos de más de 25 años que siguen llamando la atención y teniendo más carácter que muchos autos modernos.