Heriberto Alcalá Guerrero

Dos aparatosos accidentes podría haberles costado la vida a igual número de personas, sin embargo, milagrosamente sólo sufrieron lesiones leves. En el primero de los casos, un señor volcó en el automóvil que conducía. En el segundo, un jinete cayó del caballo.
De acuerdo con los primeros datos proporcionados por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la aparatosa volcadura ocurrió en el municipio de Cosío. Precisa la autoridad que fue salida de camino y volcadura.
El lesionado dijo llamarse Roberto Velázquez Martínez, de 58 años de edad y con domicilio en la calle 16 de Junio, en la comunidad denominada Paredes, San José de Gracia.
Circulaba en aparentes condiciones normales sobre la carretera federal 44, en dicho municipio, y a la altura del kilómetro 51+200 perdió el control de su Ford Fiesta color rojo y con placas de circulación AFB-4249.
Como ya se mencionó, primero salió del camino y luego volcó. Pese a todo, Roberto sólo sufrió lesiones leves. Fue atendido por paramédicos pero no fue necesario trasladarlo al hospital. Oficiales de la Policía Federal se hicieron cargo del peritaje.
En cuanto al segundo percance, la misma dependencia dio a conocer que ocurrió en el municipio de Pabellón de Arteaga. El lesionado resultó ser Uriel Jaime González, de 67 años de edad y vecino del mismo municipio.
Al cabalgar su equino, repentinamente perdió control y no pudo asirse. En consecuencia, cayó al piso y sufrió herida en la cabeza. Manchas hemáticas se apreciaron en sus prendas de vestir. El señor fue trasladado a recibir atención médica en el hospital general de Pabellón de Arteaga.