La Comisión Nacional Forestal en Aguascalientes advirtió sobre un año crítico en materia de incendios forestales, al alcanzarse una afectación de 120 hectáreas de pastizales en el inicio de la temporada, lo que representa una sexta parte del daño generado durante 2015.
El delegado de la gerencia estatal de Conafor, Vicente Díaz Núñez, indicó que tan solo en el transcurso del mes de enero ya se han atendido cinco siniestros con gran superficie afectada.
Mencionó que el atípico incremento obedece a las condiciones gélidas que se han presentado en territorio estatal, lo que ha provocado que la superficie de pastos se haya secado, generando una gran cantidad de material combustible.
“Durante el mes de enero se registraron temperaturas bajo cero, esto provoca que se pierda la humedad del suelo y la vegetación, se descomponen las plantas, y se convierten en material combustible”.
Por esta razón, sugirió a la población que se tenga mucho cuidado al momento de realizar paseos en zonas forestales, al igual que en predios rurales donde se realizan quemas agrícolas, con la finalidad de evitar la propagación de incendios forestales.
Reveló que tan sólo el pasado lunes se atendieron tres grandes incendios que fueron originados por quemas agrícolas que se salieron del control en el ejido Salto de los Salado, en el rancho La Escondida, y uno más en El Huizache.
El funcionario recomendó que no se realicen quemas de desmonte al considerar que es difícil que pueda darse en este momento la regeneración de la superficie herbácea porque no existen condiciones de humedad.
En todo caso, recomendó que se evite arrojar colillas de cigarro o realizar fogatas sin apagarlas por completo, y en caso de realizar cualquier tipo de quema de pastos, buscar la asesoría del personal de la Conafor para que la actividad esté controlada y evitar que se extienda el fuego más allá del predio.