TOLUCA, Edomex 10-Sep .- En el cierre de la Jornada 8 Toluca visita esta tarde al Puebla, partido en el que ambos conjuntos buscan olvidar los asuntos extracancha que los marcaron en la última semana.
El técnico de los Diablos, Hernán Cristante, estuvo envuelto en la polémica por unas declaraciones sobre el Estadio Alberto Chivo Córdova que molestaron al rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).
Mientras que en Puebla no se dejó de hablar de la estancia en el Reclusorio Norte del mediocampista Christian Bermúdez, jugador clave del equipo y quien se reincorporó a las prácticas el pasado jueves.
Pero eso tendrá que quedar de lado, pues los dos equipos necesitan de la victoria para seguir firmes en sus objetivos.
Los Diablos aún no saben lo que es ganar como visitantes en el Apertura 2016 y eso les ha impedido estar entre los ocho primeros, en tanto que los Camoteros quieren quitarse más presión en la tabla de cocientes y también aspirar a la Liguilla.
Cristante afirmó que la principal virtud del Puebla es la intensidad que le imprime a su juego, por lo cual los choriceros deberán plantear un duelo inteligente.
“Es un rival que llega con gente, que pelea, que es muy intenso, tiene buenas individualidades, pero es un rival que está jugando cada uno de los partidos por algo”, analizó el técnico escarlata.
“Ahora, que el equipo va a ir por los tres puntos y va a tratar de jugar de la manera más adecuada y más inteligente, seguro, eso hay que hacerlo, pero sí rescatar un buen partido para tener un buen resultado”.
El atacante Enrique Triverio no pudo entrenar al parejo de sus compañeros en los últimos días a causa de una lesión y su lugar en el cuadro titular lo ocuparía Fernando Uribe.