El taxista que participó en el asesinato de un distribuidor de drogas y cuyo cadáver lo fueron a tirar por el rumbo del municipio de El Llano, será sometido a un proceso penal por el delito de homicidio doloso calificado con las agravantes de premeditación y ventaja.
Se trata de Mario Omar, alias “El Omar”, quien actualmente se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
Fue el titular del Juzgado Tercero Penal quien le dictó el auto de formal prisión y con ello dio inicio a un proceso, mediante el tradicional Sistema de Justicia Penal.
Mario Omar, alias “Omar El Taxista”, está involucrado en el asesinato de un individuo identificado como Ubaldo, alias “El Baldo”, quien en marzo del 2016 fue encontrado muerto en un terreno en despoblado, junto a unas nopaleras, en el poblado de San Jerónimo, municipio de El Llano.
Al lugar del hallazgo arribaron policías preventivos de El Llano, policías estatales, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
El cadáver de Ubaldo ya se encontraba en estado de descomposición, además de que le habían prendido fuego con la finalidad de que no fuera identificado.
Incluso, fue mediante un tatuaje, como un mes más tarde fue identificado y reclamado por sus familiares.
Tras las investigaciones realizadas por los agentes de Homicidios de la FGE, se logró capturar a tres implicados en el crimen, siendo ellos Alfonso Raúl, alias “El Zeta”; Gustavo, alias “El Rana” y Fernando, alias “El Bonilla”.
Tras los interrogatorios a los que fueron sometidos, terminaron por confesar su participación en el asesinato de Ubaldo, el cual fue planeado por Alfonso Raúl, alias “El Zeta”, por una venganza personal.
Asimismo, señalaron que en el crimen había participado un cuarto sujeto de nombre Mario Omar, el cual es taxista. Incluso, en el vehículo de alquiler de su propiedad, fueron a tirar el cadáver hasta el poblado de San Jerónimo, en el municipio de El Llano, a fin de que no lograran identificarlo.
Semanas más tarde, se enteraron que ya habían descubierto el cadáver de “El Baldo”, pero se confiaron, ya que imaginaron que nunca iban a dar con ellos.
La semana pasada, agentes de la Fiscalía General del Estado descubrieron que Mario Omar se encontraba recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, ya que había sido detenido por agentes federales por delitos contra la salud.
Fue así que se le mandó a llamar a la rejilla de prácticas, donde se le notificó de la orden de aprehensión que existía en su contra, la cual le fue cumplimentada.