Fue vinculado a proceso el hombre que agredió sexualmente a su propia hija de apenas 8 meses de edad.
El Juez de Control Penal y Juicio Oral del Tercer Partido Judicial con sede en el municipio de Pabellón de Arteaga, dictó el auto de vinculación a proceso a Ricardo, de 23 años, por el delito de violación equiparada.
Esta persona fue detenida por agentes del Grupo Especial Avante de la PME, por estar relacionado con la agresión sexual que sufrió su propia hija, una bebé de apenas 8 meses.
Cabe destacar, que el agente del Ministerio Público solicitó prisión preventiva en contra de dicho sujeto, la cual también fue concedida por el Juez de Control Penal.
El pasado 30 de agosto, ingresó al HGZ No. 1 del IMSS una bebé de 8 meses de nacida, la cual había sido trasladada por sus padres, debido a que se había caído de la andadera.
Sin embargo, cuando personal médico la revisó, detectó que las lesiones que presentaba eran producto de un ataque sexual.
Cuando agentes del Grupo Especial Avante de la PME se trasladaron a dicho nosocomio para platicar con el papá y la mamá de la bebé, Ricardo se mostró de una manera agresiva y comenzó a insultar a los ministeriales.
Debido a la reacción violenta de dicho sujeto, los policías ministeriales procedieron a detenerlo junto con la mamá, siendo ambos trasladados al edificio de la Dirección de Investigación del Delito.
La mamá fue dejada en libertad horas más tarde, al establecerse que al momento en que ocurrieron los hechos, ella había salido de su casa para recoger un material que iba a necesitar para realizar unas manualidades.
Por su parte, Ricardo en todo momento negó haber agredido sexualmente a su hija. Narró que mientras él estaba haciendo ejercicio en su recámara, puso a la niña en una andadera.
Pero la andadera se rompió y esto provocó que la pequeñita sufriera dichas lesiones.
Cabe destacar que policías ministeriales llevaron a cabo un cateo en la vivienda de Ricardo, ubicada en la Zona Centro del municipio de Asientos, donde lograron asegurar diversos objetos, entre ellos la andadera, que fueron anexadas a la carpeta de investigación.
Asimismo, peritos de laboratorio de Química Forense, realizaron una serie de estudios tanto a Ricardo como a la víctima, descubriendo inconsistencias en la declaración del imputado.