Verificará la Profeco establecimientos con mayor demanda en temporada de Cuaresma y Semana Santa; la delegada de Aguascalientes, María Teresa Ávila Guel precisó que el operativo que se realizará hasta el 27 de marzo, será para revisar en términos de la Ley Federal de Protección al Consumidor la exhibición y respeto de precios, y de conformidad con las Normas Oficiales Mexicanas aplicables.
Esta acción se llevará a cabo en los establecimientos con mayor demanda por motivos de la Cuaresma y Semana Santa como lo son importadores, distribuidores y comercializadores de pescados y mariscos; establecimientos con venta de pollo y legumbres; mercados públicos; centrales de abasto; tiendas de autoservicio y conveniencia; estacionamientos; entre otros productos y servicios.
“En caso de que no se exhiban o respeten los precios, se aplicará la medida precautoria de suspensión, con fundamento en la LFPC; así también cuando los productos no cumplan con lo establecido en las Normas Oficiales Mexicanas correspondientes, se procederá a la inmovilización de los mismos. Para las básculas empleadas directamente en la venta de producto y de relojes registradores de tiempo, como en el caso de los estacionamientos, que no se encuentren ajustados, se inmovilizará el instrumento”, precisó.
La funcionaria federal dijo que durante las visitas se colocarán preciadores en establecimientos fijos y semifijos de los principales centros de abasto y mercados públicos, mismos que deben estar siempre exhibidos, sobre todo los días jueves y viernes de Cuaresma, para que los consumidores cuenten con elementos que les permitan comparar precio y calidad antes de comprar.
“Se instalarán básculas de Profeco para que los consumidores repesen el producto adquirido y constaten la entrega de las cantidades completas por las que pagaron. Además, se recomienda comprar en lugares establecidos, exigir precios a la vista y comparar, verificar que le den kilogramos completos, cerciorándose que la báscula siempre marque cero antes de pesar el producto. Es importante al adquirir productos preenvasados, revisar que la información comercial corresponda con el producto y esté en idioma español”, señaló.
Destacó que para la compra de productos del mar, se recomienda verificar que el pescado tenga olor fresco a mar, así como aspecto brillante y escamas bien adheridas a la piel; la carne debe estar consistente, no debe sumirse al oprimirla; los ojos deben apreciarse saltones, firmes, brillantes y transparentes; y las agallas deben presentar un color rosado o rojizo y olor agradable.