GUADALAJARA, Jalisco 9-Oct .- Las leyendas del Guadalajara ganaron 2-1, pero se impuso más la nostalgia y el recuerdo de casi 50 mil almas este domingo familiar en el Estadio Jalisco.

 El viejo coloso se volvió a vestir de gala ante una lluvia de estrellas que por décadas le dieron vida al duelo de mayor pasión que albergaba en la Liga: el Clásico Nacional.

 Ahora como el Clásico Histórico, con goles de ex campeones como Adolfo Bautista y Diego Martínez, los tapatíos vencieron a las ex figuras de las Águilas, por quienes anotó Reynaldo Navia.

 Algunos ya entrados en edad, otros con sobrepeso o viejas dolencias, pero todos con la misma adrenalina y amor por los colores del Rebaño y América, complacieron y hasta encendieron a los seguidores que veían entusiasmados, el revivir tardes dominicales de gloria o de derrota.

 El grito de “¡Chiiivas… Chiiivas…!” que encendía las tribunas del inmueble de la Colonia Independencia los domingos a las 12:00 horas, se volvió a escuchar cada que Ramón Ramírez, Benjamín Galindo, Alberto Coyote o hasta el “Gusano” Nápoles iniciaban un ataque.

 Con los azulcremas la presencia de Héctor Miguel Zelada, Cecilio de los Santos, Fabián Estay, Efraín “Cuchillo” Herrera o el camerunés Francois Omam Biyik, le dieron lucidez al duelo.

 Con un toque más emotivo, Salvador Cabañas viajó desde Paraguay para jugar 15 minutos con los colores del equipo que le convirtió en goleador de época.

 Sin embargo, Isaac Terrazas fue un show aparte.

 Además de lucir todavía en gran condición, el polémico zaguero americanista demostró que la sangre aún le hierve al ver el rojiblanco enfrente.

 Repartió barridas, inició conatos de bronca y encendió a la porra local al cantarles el gol del empate.

 Al final los boletos que no fueron para nada económicos, desquitaron a plenitud la expectativa de quien acudió para observar el juego, pero sobre todo, de revivir los recuerdos con sus viejos ídolos.

¡Nostalgia, bronca y pena!

GUADALAJARA, Jal., octubre 9 (EL UNIVERSAL).- Las Leyendas del Guadalajara le amargaron el festejo por los 100 años a las Leyendas del América, al vencerlas por 2-1 en juego de exhibición celebrado en el estadio Jalisco, que lució una gran entrada este domingo.

La añoranza se vivió en el césped del mítico escenario, que vio pasar los mejores años de estos futbolistas, que se entregaron en cada pelota, en cada jugada dividida hasta llegar a los roces, a los conatos de bronca que le pusieron más picante a este duelo.

Por los tapatíos marcaron Adolfo Bautista y Diego Martínez, en tanto que Reinaldo Navia igualó transitoriamente para los capitalinos.

Las Leyendas de las Chivas iniciaron con Javier Ledesma, Paulo César Chávez, Héctor Reynoso, Joel Sánchez, Camilio Romero; Alberto Coyote, Ramón Ramírez, Ramón Morales, Adolfo Bautista; Benjamín Galindo, Gustavo Nápoles. También jugaron Oswaldo Sánchez, Héctor Castro, Guadalupe Castañeda, Gonzalo Pineda, Diego Martínez, Misael Espinoza, Ignacio Vázquez y Sergio Pacheco, todos ellos dirigidos por Fernando Quirarte.

Por las Leyendas de las Águilas jugaron como titulares: Héctor Miguel Zelada, Juan Hernández, González Tahuilán, Isaac Terrazas, Efraín Herrera; José Antonio Castro, Germán Villa, Israel Martínez; Andrés Chitiva, Francois Omam Biyik y Salvador Cabañas. Como cambios estuvieron: Alejandro García, Alvin Mendoza, Braulio Luna, Fabián Estay, Reinaldo Navia y Hugo Castillo, los dirigió Daniel Brailovski.

Hubo emociones en cada momento. Al inicio del juego, el “Bofo” Bautista recibió un servicio de Ramoncito, adelantó con la cabeza y fusiló a Zelada para abrir el marcador. A los 15 minutos, el estadio “se puso de pie” para despedir a Salvador Cabañas, quien mostró algunos destellos de su clase. Casi al terminar la primera parte, Navia tomó un balón suelto en el área para igualar el marcador.

El juego se calentó. Hubo algunos roces entre Terrazas y el “Tilón” Chávez que casi provocan bronca.

Cerca del final, Diego Martínez prendió un balón fuera del área para techar al “Gallo” García.

América tuvo algunas aproximaciones, pero la “veterana” zaga de las Chivas, reforzada por Oswaldo Sánchez, aguantó el acoso.

Las Leyendas de las Chivas festejaron como en una final y dieron vuelta olímpica en un juego para la nostalgia, pero que dejó un poco de amarguar en los festejos del centenario americanista.