El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es de las instituciones públicas de mayor arraigo entre los trabajadores y sus familiares, al que recurren con la confianza de que ahí recibirán la atención a sus problemas corporales, por lo que les resulta irrazonable – y hasta provocador – que se hable de que será privatizado.

Para los que viven de un ingreso es propicio tener un servicio que cumple todas las circunstancias médicas, desde un tratamiento sencillo hasta la cirugía más complicada, por lo que son los primeros en defender su permanencia tal como está, ya que pagar la atención privada sale totalmente de su condición económica.

La insistencia para que se dé un cambio proviene de grupos financieros nacionales y extranjeros que miran como una filón quedarse con los millones de afiliados, para ello mencionan que en Estados Unidos no existe una institución de esta naturaleza, pero lo que no dicen es la diferencia abismal que hay de salarios entre ambos países, por lo tanto, bajo el supuesto de que se privatizara la salud en México tendría que igualarse la retribución.

En este sentido, aplicar una mejoría económica para la clase obrera no sería por decreto, sino consensuado con los empresarios, pero sí estos se han opuesto a que el aumento anual sea mayor a la inflación, que frisa en el 3%, menos aceptarían que alcanzara 8 o 10%, por lo tanto tiene que pensarse en una solución “a la mexicana”, esto es, emplear las medidas con que se cuente y no teorizar, o creer que si en otra nación da frutos también tiene que ser igual aquí.

Naturalmente que lo positivo de la medicina privada es el cuidado particularizado, algo que no puede proporcionar el IMSS debido al número de derechohabientes y a la infraestructura con que cuenta, sin embargo tratándose de intervenciones quirúrgicas el personal está ampliamente capacitado y es igual de profesional que los demás.

A favor del Instituto está la cuota obrero-patronal que permite asistir al trabajador y sus dependientes, cuestión con la que no puede acceder al sector privado. Es una prerrogativa que le brinda una estabilidad emocional ya que en ese renglón no tiene que preocuparse para salir adelante.

Ahora bien, entre las desventajas del Seguro Social está el crecimiento poblacional que no va de acuerdo con la inversión que hace, por lo que siempre hay insuficiencia de personal y de camas, lo que en Aguascalientes es una realidad incontrovertible; aún no termina de construir el tercer hospital general y ya es necesario contar con otro.

Asimismo, no ha logrado mejorar las condiciones en que se atiende a los pacientes que se encuentran en las áreas de urgencias, que por estar bajo “observación” médica, se les mantiene en camillas apiñadas en los corredores. Durante las 24 horas del día es paso obligado de los trabajadores en sus actividades, consecuentemente, al no existir privacidad puede agravar los males y no tienen otra opción que esperar a que se decida si continúan ahí o los pasan a piso, por lo que es posible que permanezcan varios días en esa situación. Al mismo tiempo se convierte en un calvario para el familiar que debe cuidarlo, ya que sólo cuenta con una silla y un espacio menor a un metro para moverse.

Palpablemente se tiene mejora en varios renglones, como la atención médica sin cita previa; la visita de un doctor, una enfermera y una trabajadora social al domicilio de personas de la tercera edad, y cirugías los sábados y domingos, pero algo tan importante como es el área de urgencias sigue el mismo servicio que hace 15 o 20 años, por lo que algo tiene que hacerse para terminar con este problema que viven diariamente decenas de afiliados.

 

 

FRAUDE CIBERNÉTICO

Dicen los que saben que la oportunidad la pintan calva, por lo que cada vez hay nuevos intentos de los estafadores para hacerse del dinero que cándidamente ponen en bandeja algunos usuarios de la informática.

En lo que va del año hay un aumento de avisos por parte de la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), al advertir a la habitantes de los intentos de fraude a través de correo electrónico, obligando a este organismo a reforzar el monitoreo.

Internet es una herramienta de lo más trascendental que se ha vuelto de uso común y es aprovechada para, a base de argucias, hacerse de datos personales que les permiten cometer cualquier cantidad de timos, principalmente el robo de identidad y sustraer recursos de la banca o solicitar beneficios en casas comerciales.

Lo que hace la Condusef es vigilar los sitios de internet, correos y a las empresas que de improviso aparecen en la red ofreciendo créditos con un mínimo de requisitos, pero una vez que obtienen la información y que cometen el delito se esfuman, para luego volver bajo otra denominación, práctica que se ha disparado en los últimos meses.

El resultado de las investigaciones que tienen lugar se entrega a la policía cibernética para que baje o cierre el sitio, además hace del conocimiento de las autoridades para que le de seguimiento y en su caso lleve a cabo las diligencias que correspondan, aunque la delincuencia no descansa ya que si algunos individuos son consignados y aprehendidos otros toman su lugar, por lo que la salvaguarda a los usuarios es permanente.

Hasta el momento la única institución crediticia que hace una identificación biométrica de la huella digital de sus clientes es Banamex, con lo que combate el robo de identidad, favoreciendo la autentificación de los usuarios y la búsqueda de nuevos instrumentos tecnológicos que eviten esta situación. Una forma para combatir el problema es que los clientes tengan mayor información de sus cuentas, con lo que podrá detectar si hay alguna irregularidad y avisar de inmediato al banco, que tomará las medidas necesarias para indagar lo que ocurrió.

Aunque a estas alturas resulta obvio, se reitera la recomendación de no insertar en internet datos personales y menos de las tarjetas bancarias y otras referencias que astutamente piden quienes ofrecen un beneficio. Es información que al ingresar a la red también puede ser sustraída por hackers, con lo que el daño será mayor.

Cuidarse a sí mismo y recelar de aquel que promete algo muy fácil, es una regla que deben tener presente todos los usuarios de la red.

MÁS TASA A REFRESCOS

Está claro que en las actuales circunstancias el gobierno federal necesita de más recursos para solventar los gastos que tiene y que éstos saldrán con aumentar los impuestos, pero lo que no se vale es que a los de abajo le carguen más, al avizorarse que en 2017 se elevará el gravamen a las bebidas, principalmente los refrescos. A partir de 2014 se aplicó un alza que se utilizaría para programas de prevención de la obesidad y diabetes, así como para en la dotación de bebederos en escuelas, espacios públicos y en zonas rurales. Senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) exigen a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que fiscalice el destino y ejercicio de los recursos obtenidos por el citado impuesto, en los dos años anteriores y lo que va del presente, que forma parte del concepto de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). Según el cálculo de los legisladores, en los tres años se habrá obtenido 50,000 millones de pesos, por lo que es necesario conocer en qué se ha utilizado lo que se lleva recaudado, antes de pretender otro incremento.