Unas personas pretendían hacer su “negocio” en el “Domingo de Ramos”, pero terminaron detenidas por policías estatales, al ser sorprendidas con siete costales con laurel y 150 kilos de manzanilla.
Debido a que el laurel es una especie protegida por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), policías estatales procedieron a detener a estas personas.
Fueron agentes del Mando Único en Calvillo, quienes detectaron en dos acciones diferentes a tres personas que fueron sorprendidas en posesión de estas especies.
Inicialmente, policías estatales y policías preventivos de Calvillo, interceptaron en un puesto de seguridad policial, instalado sobre el Boulevard Rodolfo Landeros Gallegos, a la altura de Ojocaliente, una camioneta Ford pick up, modelo 2005, color gris y placas de circulación de Jalisco.
En esta camioneta viajaba una mujer de 59 años y su hijo de 40, ambos procedentes del municipio de Paracho, Michoacán.
Al registrar la camioneta, los policías estatales localizaron y aseguraron seis costales de laurel, planta protegida por la Profepa.
Posteriormente, en otro puesto de seguridad policial instalado en el Boulevard Valle del Huejúcar, municipio de Calvillo, los policías estatales y policías preventivos de Calvillo interceptaron una camioneta Ford, color verde, con placas de circulación de Aguascalientes, conducida por una persona del sexo masculino.
En el interior de la unidad automotriz se localizó un costal de laurel y aproximadamente 150 kilos de manzanilla.
Las personas detenidas, junto con los costales de laurel y manzanilla, así como las dos camionetas, quedaron a disposición del agente del MP de la Federación adscrito a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR.
Cabe destacar, que la persona que sea sorprendida lucrando con el laurel, especie en peligro de extinción, podría hacerse acreedor a una sanción que va hasta los 20 años de prisión, así como al pago de una multa equivalente a 50 mil salarios mínimos, esto por tratarse de un delito federal.