César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 30-May .- Para Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la organización Alto al Secuestro, existen varias inconsistencias en la versión sobre la liberación del futbolista Alan Pulido.
Según la versión oficial y, que mandos de Tamaulipas le informaron a Wallace, el jugador del Olympiacos de Grecia desarmó a sus plagiarios, tomó un celular y llamó al 060.
“A mí me llama mucho la atención la gran suerte con la que corrió Pulido, porque no cualquiera se atreve a quitarle el arma a un secuestrador, sabiendo que te pueden matar, hay que tener incluso (conocimiento de) manejo de armas”, comentó.
Agregó que, según el relato del Procurador Ismael Quintanilla, el segundo secuestrador salió huyendo y en su camino dejó las armas, lo que para Wallace “no parece muy lógico”.
“No tengo pruebas para dudar de la palabra del Procurador, pero sí me parece poco creíble que alguien que va huyendo deje dos armas en el camino, una larga y una corta”, señaló.
“Dicen que él fue quien los guió, yo más bien creo que es difícil que alguien pueda saber dónde está, porque pues te tapan los ojos; probablemente ubicaron el aparato por geolocalización”, afirmó.
Otro aspecto que advirtió la fundadora de Alto al Secuestro fue que según las autoridades Pulido acababa de salir de una fiesta cuando fue secuestrado, aunque vestía bermudas y una camiseta deportiva de tirantes.
“No sé si en Tamaulipas lleguen así a las fiestas, yo hubiera pensado que por lo menos hubiera llegado con un pantalón y una camisa, eso también me llamó la atención.
“No tengo duda de que fue secuestrado y que fue muy rápida su liberación, aunque aparentemente no fue orquestada por la propia autoridad, sino por él mismo”.
Criticó también que al candidato del PRI a la Gubernatura, Baltazar Hinojosa, le sorprendiera mucho este secuestro por estar en tiempos electorales.
“Yo creo que no se ha dado cuenta de que esto sucede todos los días en Tamaulipas, no nada más en época electoral, se hizo un escándalo porque fue alguien notable, porque si no ni cuenta se hubieran dado”, dijo.
Miranda reprochó que las autoridades estatales actuaran con prontitud en este caso, y no sean así con todos los demás secuestrados de Tamaulipas.
“Esto es el pan nuestro de cada día que vive Tamaulipas, y no vemos que tengan la misma actividad por parte de las autoridades para buscar a todas las decenas de personas secuestradas.
“Ojalá se den cuenta que no solamente las personas famosas sufren el delito de secuestro, sino que lo sufre cualquiera y no siempre se tiene la misma respuesta”, lamentó.