GUADALAJARA, Jalisco.- El futuro de Sergio Pérez luce seguro en Fórmula Uno, la incógnita es qué colores defenderá la próxima temporada.
El tapatío dio en Mónaco lo que él calificó como la mejor carrera de su vida en F1, subiendo al podio tras contener, durante casi 50 vueltas, al Ferrari de Sebastian Vettel.
Actuaciones como ésta, sumadas a la regularidad y madurez que ha mostrado desde la segunda parte de la temporada 2014, han convertido al tapatío en un candidato natural a ocupar el asiento de Kimi Raikkonen, si es que la Scuderia no renueva con el finlandés.
El hecho de que Red Bull retendrá a Max Verstappen, deja menos opciones en el mercado para el año próximo. Si bien hay nombres como el de Daniel Ricciardo, Valtteri Bottas, Romain Grosjean y el siempre mencionado Nico Hulkenberg, la realidad es que el tapatío está llamando la atención.
“Seis podios tiene ya Sergio Pérez, ¡wow! ¿Por qué él sigue sin ser tomado por un equipo grande? Bueno, tal vez en el futuro”, expresó el domingo Ted Kravitz, analista de la cadena inglesa Sky Sports F1.
Los bonos de Pérez están subiendo y Force India está muy interesado en renovarlo.

La otra cara de la moneda

Por su parte, Esteban Gutiérrez, piloto del equipo Haas comentó: “una carrera bastante complicada. Tengo sentimientos mezclados, ya que la primera parte fue muy buena. Tuve un buen ritmo en mojado. Sin embargo, cuando pusimos el compuesto ultrablando, tuve problemas para conseguir confianza con el monoplaza. Empezó a complicarse todo y en Monte Carlo, cuando no tienes esa confianza, te afecta mucho. En general creo que tenemos muchas cosas que aprender como equipo para encontrar más consistencia y entender mejor los neumáticos, que ha sido lo principal en esta carrera”. (Luis Alberto Aguirre/Agencia Reforma)