Carlos Gutiérrez Gutiérrez

Manejar a una velocidad inmoderada, así como llevar ocupada la mano con el teléfono celular, ocasionan más accidentes que conducir en estado de ebriedad en carretera, informó Roberto Rodríguez Vivero, coordinador de la Policía Federal en Aguascalientes, y pidió a los conductores, abstenerse de usar su teléfono mientras manejan.
Durante una entrevista, indicó que de manera reciente, se han disparado los accidentes carreteros como consecuencia del uso indiscriminado del teléfono celular, un fenómeno que no sólo se da cuando los conductores transitan en la ciudad, sino que también se presenta el problema a la hora en que manejan por carretera.
Dijo no tener las estadísticas a la mano, pero afirmó que a nivel federal, en las carreteras del país se han incrementado estos accidentes, de ahí las campañas que mantiene el Gobierno Federal a través de la SCT, para que los conductores no usen su teléfono mientras están conduciendo un automóvil.
Respecto la conducción a velocidad inmoderada, dijo que, a pesar de que son años en los que las campañas del sector gubernamental han insistido en decirle a la población que no excedan los límites de velocidad permitidos, es una conducta recurrente que cada año cobra miles de vidas en el País.
El coordinador de la Policía Federal y su equipo de colaboradores, realizaron ayer una visita al Centro de Ayuda Familiar BIFAM, en el municipio de Jesús María, con la finalidad de realizar una convivencia con los niños que son atendidos en dicho centro. En el marco de esta visita, hizo un llamado a los conductores para que se abstengan de conducir a velocidad inmoderada y a no usar el móvil.
Dijo que la corporación a su cargo lleva permanentemente un operativo de vigilancia carretero y de atención a personas en problemas, y que en el caso de Aguascalientes, no obstante que se trata de una entidad segura, se requiere de no bajar la guardia en la vigilancia de las vías de comunicación.
Aseguró que nuestra entidad figura entre las tres del país con mayores niveles de seguridad en sus carreteras, y que un factor que ha sido de gran ayuda para mantener la seguridad, es que es una entidad pequeña, en donde los operativos dan frutos rápidamente.
En el último mes y medio, dijo, se han presentado dos hechos relevantes, por un lado, la detección y puesta a disposición del conductor de una pipa que trasladaba 30 mil litros de combustible, presumiblemente de origen ilícito, toda vez que no pudo comprobar la legalidad de su carga, así como la detención e inmovilización de un tráiler que había sido dado en pago de un rescate por el secuestro de una persona en el 2014.
“El secuestro ocurrió en otra entidad, pero hace unos días detectamos el tráiler que tenía un reporte por estar vinculado a un delito de secuestro, ante lo cual, se procedió a detener el vehículo y poner a disposición de la SEIDO al conductor de dicho tracto camión”, dijo el responsable de la Policía Federal en Aguascalientes.