El presidente de la Coparmex, Francisco Ruiz López, consideró que la operación de Uber “es perfectamente compatible” con el servicio de transporte público actual, ya que esta empresa va a un segmento del mercado diferente, con un mayor poder de compra, afirmó Francisco Ruiz López, presidente del organismo patronal.

“Coparmex coincide plenamente con el titular de la SEGUOT, Juan Carlos Rodríguez García, en el sentido del respeto a las leyes y las normas, sin embargo, creemos que el esquema que trae Uber no es propiamente un servicio público sino un servicio de transporte de particulares a particulares”, señaló el dirigente de los empresarios.

Dijo que el empresariado local le apuesta a la legalidad, le apuesta al cumplimiento de las leyes, pero es importante destacar que las leyes deben fomentar la libre empresa, la competencia en el mercado para poder generar riqueza, por tanto, dijo, se debería modificar la ley para dar cabida a una regulación distinta a la que actualmente norma a los taxis, para que, quienes quieran dedicarse a prestar este servicio, lo puedan hacer bajo parámetros legalmente claros, sin menoscabo de la iniciativa de particulares para realizar actividades productivas.

Ruiz López insistió en que Uber está orientada a atender un mercado que ha sido desatendido y que tiene que ver con usuarios que buscan más comodidad, más confort y seguridad a la hora de hacer un traslado y el servicio de taxis no puede atender este mercado porque las unidades que emplea son básicas.

Es muy común ver en la sección amarilla anuncios de personas en lo particular que ofrecen servicios de traslados y lo hacen en sus vehículos particulares, si bien este servicio no es masivo, porque son pocos los que lo ofertan, pero ya se da en muchas ciudades del país.

Los particulares que tienen un vehículo y que desean ponerlo a producir, encuentran una oportunidad en esta nueva empresa, por tanto, debería haber oportunidad legal para esta participación económica, consideró.

El esquema de Uber es de libre empresa, de iniciativa privada, que en todo caso deberá regularse, pero con leyes totalmente diferentes a las que regulan el actual sistema de transporte de alquiler conocido como taxis, consideró el presidente de Coparmex, tras expresar su beneplácito por la llegada de esta empresa a la entidad.

Finalmente, dijo que al ser Uber un servicio de particulares a particulares, y al no ser susceptible de aplicación del Código Urbano, diseñado para el concepto de transporte público de alquiler, se deberían impulsar cambios o adecuaciones a la legislación que lejos de impedir su actividad, la estimule y clarifique la legalidad de la operación de servicios como Uber.

“Necesitamos que se impulse la libre empresa, sustentada en la legalidad, la competencia, que se propicie un mercado saludable de libre oferta y demanda, y en este caso muy específico, ya existe un mercado muy definido que se debe atender”, dijo el dirigente de Coparmex.