Un impresionante despliegue policiaco se registró anoche en el poblado de Cañada Honda, después de que habitantes de la zona reportaron actos vandálicos por parte de hombres y mujeres jóvenes, quienes en su mayoría iban encapuchados y armados con palos y piedras.
En este operativo participaron más de 30 patrullas de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes y de la Policía Estatal.
Los grupos anti-motines de la Policía Preventiva y Policía Estatal permanecieron por casi una hora en las inmediaciones del plantel de la Normal Rural “Justo Sierra Méndez” en Cañada Honda.
En un principio se presumió que iban a irrumpir en el lugar para detener a varios de los involucrados en los actos vandálicos que en ese lugar se habían escondido.
Sin embargo, poco antes de las 22:00 horas, las unidades policiacas comenzaron a retirarse del lugar sin ningún contratiempo.
Se informó que este operativo tenía únicamente el objetivo de inhibir más actos vandálicos de parte del grupo de jóvenes que se encuentran en la Normal Rural “Justo Sierra Méndez” de Cañada Honda.
Cabe destacar, que la movilización policiaca comenzó a registrarse desde la tarde del jueves, después de que el grupo de hombres y mujeres bloquearon con piedras y otros objetos, la circulación de la carretera federal 45 Norte, a la altura del puente vehicular que se ubica en el entronque con la carretera federal No. 25 Aguascalientes-Loreto, Zacatecas.
Cuando policías estatales y policías preventivos decidieron desalojar al grupo de jóvenes, fueron atacados a pedradas.
Posteriormente, ya a la altura del poblado de Cañada Honda, un chofer repartidor de una empresa de pan dulce, fue víctima de un atraco por parte de dichos individuos, a quien despojaron de la mercancía que transportaba en una camioneta y cuyo monto asciende a unos 20 mil pesos aproximadamente.
Más tarde, otro chofer repartidor de una empresa de frituras, también fue víctima de un atraco por parte de los vándalos, ya que le robaron la mercancía valuada en varios miles de pesos.