CIUDAD DE MÉXICO 8-Abr .- El Pachuca tiene casi en la bolsa la clasificación a la Liguilla, casi…

De mantener el invicto en casa, de continuar con su ritmo en el Estadio Hidalgo, los Tuzos darán el paso más firme rumbo a la pelea por el título, a menos que los Tigres dicten lo contrario.

Los Tuzos tienen 22 puntos y ha hecho de la localía una de sus principales fortalezas. En su duelo más reciente, la joya Hirving Lozano se despachó con un triplete en el 6-0 sobre Veracruz. De cinco duelos disputados en la Bella Airosa, sólo los Pumas pudieron arrebatarles el empate.

Diego Alonso está a punto de pagar su deuda, esa que tiene luego de que el equipo no clasificó a la Liguilla el torneo pasado. El Pachuca es tercero del torneo.

Además, el partido sobresale porque Jürgen Damm cumplirá 100 duelos en Primera y coincidentemente frente a los Tuzos, el club que lo impulsó en el Máximo Circuito.

Ricardo Ferretti será el enemigo en esta ocasión, pese a que en noviembre visitará Pachuca para ser investido como inmortal del Salón de la Fama, como recién se reveló esta semana.

Los Tigres, finalistas de la Concachampions, deben acelerar en la Liga si aspiran a clasificar ya que con 17 puntos están más cerca de los clubes que pelean por meterse de último momento a la Liguilla que de aquellos que, como los Tuzos, pintan para hacerlo con anticipación.