Veronica Gascón 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-Nov.- Los patrones que mantengan a sus empleados en una condición de informalidad se verán obligados a inscribirlos a la seguridad social a partir de inspecciones que realizará personal de la Secretaría del Trabajo y el IMSS.
Rafael Avante, subsecretario del Trabajo, adelantó que desde enero de 2017 iniciarán estas visitas conjuntas con la finalidad de que los trabajadores informales sean afiliados de forma inmediata.
Para ello, el personal del IMSS llevará el sistema necesario para que el empleado sea dado de alta con el salario que aparece en la nómina de las empresas.
“Vamos a suscribir un convenio para que en nuestras tareas de inspección nos acompañe personal del IMSS y cuando detectemos un caso de informalidad en ese momento formalicemos al trabajador. De manera automática e inmediata los funcionarios del IMSS traerán el acceso al sistema y le darán las facilidades al empleador para evitar consecuencias legales derivadas de lo que estamos encontrando. Ya no habrá para dónde hacerse”, señaló Avante en entrevista.
Se considera que la informalidad laboral corresponde a 57.4 por ciento de la población ocupada, al tercer trimestre del año, según el Inegi. Dicho concepto engloba a todas aquellas personas que carecen de un contrato y de prestaciones sociales.
Avante adelantó que el 28 de noviembre la STPS firmará un convenio con el IMSS para iniciar las visitas conjuntas.
El objetivo son empresas mayores de 50 empleados en principio, pero también inspeccionarán a los micro negocios que es donde se concentra en mayor medida la informalidad laboral.