Al cumplirse un siglo del inicio de la migración de mexicanos a Chicago, en Estados Unidos, la Universidad Autónoma de Aguascalientes en colaboración con las universidades de Illinois y la Dominicana de Chicago, realizan una investigación en red que aborda las categorías culturales, de identidad, pertenencia y memoria de los conacionales en aquella ciudad norteamericana.

Al respecto, la politóloga del Centro de Ciencias Sociales y Humanidades de la UAA, Claudia Galindo Lara, expuso que la investigación ha permitido detectar tres generaciones de paisanos, a los cuales no se les ha reconocido su aportación a las sociedades estadounidense y mexicana.

La investigación describirá las tres categorías señaladas, además de la fortaleza política que han adquirido en los Estados Unidos, su nivel de organización, condiciones de vida y otras variables que las caracterizan.

La catedrática explicó que una de las razones para realizar la investigación sobre este tema en particular, es que un tercio de la población de Chicago es mexicana, sin embargo, su presencia sigue siendo marginal, por lo que se hizo una prueba piloto en el barrio de Pilsen por medio de una encuesta escrita, misma que arrojó información interesante.

Por un lado, dijo, en la primera generación de migrantes procedentes del campo hay fuerte arraigo hacia México, en tanto que la segunda -nacida y educada en EUA-, se identifica más con ese país y la tercera o cuarta conocen sus raíces vía recuerdos de sus ascendentes.

Otro dato detectado es el escaso interés de los mexicanos migrantes por la vida política de este país, en comparación con el tema afectivo, debido a que la mayoría no habla español y pocos se identifican con México, y a pesar de que muchos tienen su documentación en regla, en su mayoría tienen empleos mal pagados y no gozan reconocimiento por parte de EUA.

La investigadora Galindo Lara explicó que este proyecto contempla participación de una población de alrededor de 70 personas e incluirá historias de vida, lo cual será material para un libro con lenguaje accesible para su difusión entre los participantes y la sociedad abierta.

Será una forma de contribuir a que esos mexicanos sean visibles tanto en México como en Estados Unidos, reconocer su valioso trabajo, además de generar conciencia sobre la migración y sus efectos en las familias y las sociedades.