No obstante los esfuerzos por frenar los casos de suicidio, este año vamos arriba con respecto al año pasado, informó Gerardo Macías López, coordinador de Salud Mental y Adicciones del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA).

Lamentó que no obstante los esfuerzos y los programas que se tienen para la atención de la población vulnerable a este tipo de casos, los suicidios se siguen presentando entre personas predominantemente jóvenes, prácticamente en plena edad productiva, indicó el funcionario quien informó que a la fecha se llevan 74 suicidios, tres más que los registrados de enero a la mitad del mes de agosto del año pasado.

Se siguen presentado con el mismo patrón que en años anteriores, es decir, quienes deciden quitarse la vida son personas de entre 20 y 40 años de edad, siendo el 65% hombres, el resto mujeres, lo hacen predominantemente a través del ahorcamiento, la mitad de los casos están relacionados con el consumo de drogas, principalmente el alcohol y con trastornos mentales como la depresión.

Dijo, además, que las personas en estado emocional propensos a quitarse la vida, generalmente dan advertencias, dan señales a las que los familiares deben estar muy atentos y sobre todo, muy proactivos para brindar una adecuada atención a este tipo de personas.

Las personas tienden a aislarse, hablan, a manera de broma, de quitarse la vida, presentan conductas de aislamiento y de poca comunicación.

“Cuando se presentan este tipo de cambios en la conducta de las personas que están propensas a suicidarse, se debe actuar de inmediato, buscando ayuda profesional, ya que es preciso que especialistas les brinden la mejor ayuda para evitar la tragedia”.

Las personas que están alrededor de ellos, que conviven con personas que pudieran quitarse la vida, en ocasiones las reprenden, les señalan o, ente el desconocimiento de qué hacer, les presionan más, indicándoles que su problema de depresión es pasajero o que mejor se pongan a trabajar o a hacer cosas de provecho, en lugar de perder el tiempo, cuando en realidad están atravesando por un complicado proceso emocional que pudiera conducirlos más raídamente al suicidio.

Insistió sobre el uso del teléfono de emergencias, el 066, en donde pueden encontrar la orientación psicológica precisa las 24 horas el día. Desde esa central de emergencias los redireccionan de forma automática, en la misma llamada, hacia un especialista quien les brindará la atención precisa y profesional para los casos en donde el desequilibrio emocional de ese momento, puede llevarlos a quitarse la vida.