CDMX.- Uno pensaría que los dinosaurios quedaron en la prehistoria o en superproducciones hollywoodenses… Hasta que se topa con lugares como el Parque Naucalli, cuyo interior fue invadido por los Dinosaurios Animatronics.
Uno de los promotores del show, Rodrigo Valencia, y el guía, Julio Escalante, fungieron como anfitriones durante un recorrido por espacios como el museo, en el que “Huesitos”, un esqueleto de Tiranosaurio Rex, despertó y sorprendió con sus movimientos.
“Hay niños que llegan muy asustados, pero al ver que las figuras electrónicas son inofensivas, disfrutan”, comentó Valencia.
Más adelante, los visitantes se encontraron frente a un túnel del tiempo, en el que, con un poco de imaginación, se puede viajar 65 millones de años atrás. (Nayeli Hernández/Agencia Reforma)