Desde que los españoles invadieron las tierras que sería más tarde la Nueva España y luego la República Mexicana, trajeron consigo la religión cristiana, misma que aplicó la costumbre de respetar los Días Santos, lo que por siglos fue así, sin embargo los políticos de antes y de ahora aprovechan estas fechas para hacer más “grilla” y reforzar sus propósitos de dominio.

En un año eminentemente electoral como 2016 es materialmente imposible que dediquen su tiempo para ir al templo a pedir perdón por lo que han hecho, al contrario, lo que es un lapso de descanso para la mayoría de los habitantes en ellos es la oportunidad de analizar las acciones a tomar, en qué posición se encuentran – políticamente hablando – y qué falta por hacer para alcanzar el triunfo.

Al mismo tiempo maquinan cómo afectar o descarrilar a los adversarios teniendo en cuenta sus debilidades y potencialidades, que algunos conceptúan como “estrategias”, lo que no es otra cosa que el famoso “juego sucio” que en varios deportes está permitido (empujones, codazos, puntapiés, pelotazos, zancadillas, etc.), que ante su incapacidad de ganar limpiamente recurren a cualquier bajeza por tal de hacerse de la victoria sin importar los medios que utilicen y el daño que causen.

En el proceso electoral que está en marcha, el Partido Acción Nacional (PAN) denunció ante diversas instancias que la coalición “Aguascalientes Grande y para Todos”, que integran PRI, PVEM, PT y Nueva Alianza, no se ceñía a la ley, en virtud que el Verde Ecologista presenta candidatos propios a las once alcaldías, a lo que respondió este partido que son tres tipos de elección: para gobernador, ayuntamientos y diputados, por lo que ellos van unidos sólo a la gubernatura y diputaciones, no así en los municipios.

Después de que a nivel local se desechó invalidar la coalición, los panistas recurrieron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y de nueva cuenta les rechazaron la demanda, lo cual vino a ratificar que no hubo nada irregular, pero que ha dado margen para que se teja una serie de patrañas, como esa que tienen otro “as” para “tumbar” el acuerdo multipartidista, lo que dicho sea de paso, de llegar a ocurrir, en muy poco beneficiaría a la causa blanquiazul puesto que la candidatura al gobierno del estado conservaría su condición y en los demás cargos sólo habría un reacomodo.

Como se ha señalado Con Usted, a estas alturas todos los partidos deben estar totalmente enfocados en las próximas campañas y considerar lo que debe hacer cada uno de los candidatos para impulsar el triunfo de todos, porque aún cuando parezca que la derrota en un distrito o municipio no afecta a los demás, a la hora del recuento global de votos puede ser vital para los abanderados al gobierno y las alcaldías y principalmente en el reparto de diputaciones y regidurías de representación proporcional, además con los candidatos a las diputaciones de mayoría relativa está el hecho que los perdedores que tengan mayor número de sufragios pueden llegar al Congreso por la vía “plurinominal”.

Por consiguiente, en lugar de gastar la pólvora en petardos es preferible dedicarle toda la atención en cómo vencer y sobre todo sin mancha alguna, por lo que si no les apetece la oración como vía de limpiar culpas, por lo menos que estas fechas sirvan para discernir sobre sus alcances.

CALIFICAN BIEN A CERESOS

Entre los cinco estados mejor evaluados de las cárceles mexicanas Aguascalientes ocupa el segundo lugar, apenas a dos décimas del primero, sin dejar de reconocer que se requiere aumentar las actividades laborales y capacitación para el trabajo y mejorar la alimentación, atención médica y los programas para la prevención de adiciones.

Por el contrario, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señala que de los 32 estados, sólo nueve mejoraron su desempeño y de éstos Guanajuato está a la cabeza con 7.59 (en una escala de 10 a 0), Aguascalientes 7.57, Tlaxcala 7.37, Querétaro 7.34 y Baja California 7.23.

Los peor evaluados son Quintana Roo con 3.66, Nayarit 3.97, Tabasco 4.89, Guerrero 5.01 y Oaxaca 5.09, con cárceles que no cumplen los estándares en materia de derechos humanos, entre ellos de sobrepoblación, falta de personal, deficiencias en la atención médica, alimentaria y reinserción social, reflejándose sobre todo en la resistencia al reconocimiento y aceptación de los resultados, por lo que hay lugares que registran retrocesos en los programas.

Para la CNDH “estos resultados empatan con la percepción que se tiene del sistema penitenciario nacional, que atraviesa por una crisis, ya que son múltiples las problemáticas que en él se encuentran”, sostiene el documento.

También considera que el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP) “debe tener un impacto positivo a fin de que sea un instrumento útil para determinar las acciones de mejora de los centros”, asimismo, percibe que el problema se debe a la falta de una adecuada política nacional que atienda los grandes rubros que constitucionalmente debe observar y cumplir, aclarando que no se pretenden privilegios para los reos, pero sí respetar las garantías de las personas.

De los datos aportados por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se desprende que en el caso de Aguascalientes, es necesario atender las recomendaciones para que no sólo ocupe el primer lugar sino que suba la calificación y se convierta en un referente para el país.

MAL PRECEDENTE

La aceptación tácita que trabajará sin problema alguno el servicio de taxis Uber, aún cuando no exista una regulación para ello, es una nueva modalidad de inversión en Aguascalientes, de que cualquier persona o agrupación puede abrir un negocio y después hará la solicitud de los permisos correspondientes, o exigirá adecuar la legislación a sus intereses.

Hasta antes de la llegada de Uber nadie podía emprender una actividad comercial si previamente no hacía los trámites ante las autoridades, por lo que es común que verificadores o inspectores de mercados decomisen la mercancía de quienes no tienen el permiso o licencia, o no ocupen el lugar asignado. Lo mismo ocurre con el Seguro Social y el Infonavit cuando detectan que un trabajador no ha sido dado de alta, que lógicamente, quien se va por la libre no lo hace y por ello son multados y les impiden laborar hasta que normalicen su situación.

Por el contrario, Uber prácticamente tiene la bendición oficial, al declarar el gobernador José Carlos Lozano de la Torre que “el servicio que dan los taxistas es bueno y en Aguascalientes ha crecido en función a la demanda de los usuarios. Me parece que son mercados diferentes los que cubren unos y otros, por lo que no deberían (los taxistas) de estar con una preocupación como ésta”.

De igual manera destacó que “si ves lo que pudiera caber en un concepto como el de Uber estás hablando de un cupo muy limitado, como para un nivel socioeconómico determinado, para otro tipo de gente”.

La cuestión no está a que segmento social va dirigido el servicio, sino que no debe haber excepción cuando se trata de incursionar en alguna actividad comercial, por lo que antes de comenzar a trabajar se requiere estar dentro de la ley y hacerlo significa cumplir con los requisitos establecidos. No se puede ajustar la legislación o el cobro de derechos a un propósito, sino por el contrario, de otra forma es propiciar que en otro momento llegue un emprendedor y haga lo mismo, y de haber negativa podría recurrir a los tribunales para exigir un trato igualitario al que funcionó con aquellos.