Carlos Gutiérrez Gutiérrez

Al desechar las impugnaciones promovidas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) así como la de un ciudadano, en contra del resultado electoral del 5 de junio para la elección de alcalde de Aguascalientes, las salas electorales Regional en Monterrey y la local, dejaron en firme los resultados del proceso electoral que otorgan el triunfo a Tere Jiménez como alcaldesa electa.
De igual forma, determinaron no emitir sanciones en contra del alcalde de Aguascalientes, Juan Antonio Martín del Campo y del regidor Ahmed Franco, a quienes habían acusado de haber desviado recursos para la campaña de la panista, sin que pudiera acreditarse fehacientemente las impugnaciones referidas.
En sesiones efectuadas en paralelo, coincidentemente, las salas Electoral y Administrativa local y la Regional del Tribunal Federal del Poder Judicial de la Federación, resolvieron desechar todas las impugnaciones en contra del resultado electoral del 5 de junio pasado correspondiente a la elección a la presidencia municipal de Aguascalientes.
En el caso de la sala regional, con sede en Monterrey, los magistrados resolvieron acumular y desechar los recursos de impugnación, respecto al Juicio de Revisión Constitucional, 90; 91; 93 y 97, todos del 2016, promovidos por el PRI en contra del resultado electoral de la panista Tere Jiménez, así como del numeral 256/2016, promovido por un particular, quien pedía también la anulación del referido resultado electoral.
En su argumentación, los magistrados afirmaron que dichas impugnaciones eran desechadas dado que la resolución emitida por la Sala Administrativa y Electoral del Estado de Aguascalientes, “fue perfectamente fundada y motivada” y a que a los actores “no les asiste la razón”, por lo que decidieron confirmar el fallo emitido por la autoridad local judicial electoral.
Cabe destacar que este acuerdo fue votado por unanimidad de los magistrados de la sala Monterrey.
Por otro lado, respecto de la sesión efectuada también ayer por la Sala Administrativa y Electoral local, este órgano emitió varias resoluciones destacando la del expediente SAE-RN-0130/2016, relativo al recurso de nulidad interpuesto por el PRI en contra del acta de cómputo municipal del Ayuntamiento de Aguascalientes, y determinaron desechar el referido recurso dejando en firme el resultado electoral correspondiente.
Este órgano declaró la improcedencia de dicho recurso, en virtud de que tras un exhaustivo análisis, se determinó que “en la mayoría de casillas no existió irregularidad alguna, en tanto que en las que sí contenían inconsistencias, éstas no fueron determinantes, para la procedencia de la nulidad de la votación recibida en las casillas”.
Asimismo, respecto a los hechos imputados al presidente municipal de Aguascalientes, se hacían depender de varios procedimientos sancionadores y uno seguido ante una autoridad diversa (regidor Ahmed Franco) en los cuales “no se acreditaron los hechos denunciados y se declaró la inexistencia de la violación objeto de la denuncia. Tampoco se acreditaron las conductas atribuidas a diversas autoridades municipales al carecer de sustento probatorio”.
También desecharon otros recursos interpuestos por el PRI, respecto de la asignación de regidurías en el municipio capital y otro más por el PVEM, respecto de la petición de anulación de 20 casillas en Asientos, debido a que no pudieron acreditarse las acusaciones en estos recursos de nulidad.