Fernando Paniagua
Agencia Reforma

QUERÉTARO, Querétaro 16-Mar .- El Gobierno federal busca abatir la pobreza y reconstruir el tejido social por medio del futbol.
Este día en la comunidad de San Isidro Miranda en Querétaro, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), José Antonio Meade, puso en marcha el programa “Futbol por la inclusión”.
Acompañado del Gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, el funcionario federal explicó que el programa tiene por objetivo combatir la pobreza a través de actividades académicas y deportivas, así como reconstruir el tejido social para que los niños y los jóvenes tengan condiciones para vivir en una mejor sociedad, además de incrementar el acceso a la alimentación y a los servicios de salud.
“Se espera la participación de 11 mil niños y jóvenes de nivel secundaria de todo el País y para ello instalaremos 68 campamentos durante tres meses en los 32 estados”, indicó.
Meade sostuvo que estos campamentos estarán instalados de manera primordial en aquellas comunidades que tienen altos índices de pobreza y rezago educativo.
“Nos va a permitir una forma distinta de construir un buen espacio de inclusión, el fútbol como mecanismo de unión. Lo que queremos con este programa es meterle muchos goles a la pobreza, vamos a hacer que alrededor de estos torneos podamos realizar labores que tengan que ver con el desarrollo social”, expresó.
El titular de la Sedesol señaló también que en este programa tienen estimada la realización de unos 200 partidos de futbol en los 68 campamentos.
“Va a haber circuitos comunitarios de servicios. En cada campamento participarán 160 jóvenes durante un periodo de tres meses, en los que aprenderán a vincular el deporte, alimentación y educación”, dijo.
La intención, apuntó Meade, es que al final haya 204 circuitos en el País, con actividades deportivas que se conjugarán con stands de programas sociales en apoyo a las familias mexicanas, así como la rehabilitación de 40 canchas a nivel nacional.