La delegación se ha abocado a la revisión de los talleres mecánicos, debido a las quejas que se han presentado, principalmente porque no cumplen con las reparaciones para las que fueron contratados sus servicios, y se niegan a hacer válida la garantía de este trabajo, principalmente, apuntó la responsable de la instancia, María Teresa Ávila Guel; dijo que en lo que va del año se han presentado 41 quejas en contra de estos establecimientos.
“Las causas de quejas han sido reiterativas, desde 2015 ha habido un incremento; hasta el momento en tema de verificación se han impuesto multas porque los proveedores no se presentan a conciliar”, indicó.
Apuntó que en este año se han realizado siete verificaciones de las cuales derivó la suspensión en dos de los establecimientos; especificó que la medida precautoria se impuso por no contar con contrato de adhesión.
“La Norma Oficial Mexicana 134 que establece que como prestadores de servicio deben contar con este contrato para brindárselo al propio consumidor; en este caso los dos talleres mecánicos tienen esta medida, mismos de los cuales salieron denuncias que a la par han tenido una serie de quejas considerables en la delegación”, destacó.
Subrayó que además de no poder operar, serán acreedores a sanciones económicas, además de que tienen que solventar las anomalías detectadas; en este caso tienen que solicitar el contrato de adhesión, exhibir precios y cumplir con lo que respecta a este giro en la Ley Federal del Consumidor.
“Detectamos que no brindan cotización, no dicen lo que van a utilizar, cuánto van a cobrar, y al consumidor le incrementan el monto de la cuenta y desafortunadamente el vehículo no queda reparado; van 41 quejas, 38 se encuentran en trámite, dos han sido conciliadas y una no ha sido conciliada”, detalló.
Por otra parte, la funcionaria federal anunció que a partir de este domingo 20 de marzo arranca el operativo con motivo de la Semana Santa, que a nivel federal se extiende una semana más por el primer periodo vacacional del año; para ello se instalarán tres módulos, en la misma dependencia, en la Central Camionera y en el Aeropuerto Jesús Terán, por ser puntos estratégicos donde se espera la entrada y salida de turistas.
“Se estarán recibiendo llamadas, atendiendo al público y haciendo algunos rondines en las áreas del centro de la ciudad, que en los días santos registra mayor afluencia por la visita de los feligreses a los oficios propios de las fechas; se seguirán verificando los establecimientos de venta de mariscos, tanto a granel como restaurantes, venta de leguminosas, legumbres, agencias de viajes, servicios de transporte y en la zona centro estacionamientos”, apuntó.