Carlos Gutiérrez Gutiérrez

El Heraldo

Ante la baja de los ingresos petroleros y el ajuste en el gasto público, que no ha sido suficiente para que el gobierno obtenga los recursos que necesita, las autoridades hacendarias se preparan para aumentar la recaudación con base en un mayor número de revisiones a contribuyentes, afirmó Antonio Rodríguez Silva, presidente del Colegio de Contadores.

Indicó que para este segundo semestre del año, el Servicio de Administración Tributaria planea aumentar las auditorías a las empresas con la finalidad de obtener la mayor cantidad de impuestos posible, y con esos recursos hacer frente al gasto que tiene el Gobierno de la República en todos los rubros ya programados.

Ante ello, hizo un llamado a los contribuyentes a estar al día con sus declaraciones, a cuidar mucho los aspectos de su contabilidad y a perfilar adecuadas estrategias fiscales que les permitan cumplir con sus obligaciones sin ser objeto de revisiones constantes o la aplicación de multas por algún tipo de omisión.

El SAT ahora tiene mayores recursos tecnológicos para realizar en cualquier momento una auditoría y generar créditos fiscales a los contribuyentes.

Explicó que este año se incluyeron las revisiones de la contabilidad de forma electrónica, lo que ha ocasionado que su capacidad de auditoría sea mucho mayor a la que tenía el año pasado, por lo que no descartó que, una vez pasados los comicios, reinicie una exhaustiva revisión fiscal a los contribuyentes.

Anteriormente se seguía un procedimiento mediante el cual, Hacienda acudía a las empresas para realizar auditorías, posteriormente incluyeron las revisiones de gabinete, esto significa que la autoridad del SAT cita a los causantes en las oficinas de fiscalización con determinada información para que sea revisada.

Ahora, lo que hace, dijo, es que, al tener digitalizada la contabilidad del cien por ciento de los contribuyentes, las revisiones las hace de forma digital, cruzando información y teniendo acceso a los saldos y manejos de cuentas bancarias, lo que le permite calcular y mandar, a través del buzón fiscal, un crédito ya calculado que el contribuyente tendrá que impugnar o bien, simplemente pagar.

Consideró que aun cuando hay reforma fiscal y considerables avances en materia de revisión al contribuyente, desafortunadamente la autoridad hacendaria se sigue ensañando con los pagadores de impuestos cautivos, dejando todavía casi la mitad de la actividad productiva fuera de la legalidad y sin pagar un solo impuesto.

Pidió no bajar la guardia en la detección de la economía informal y robustecer la base tributaria para que quienes actualmente no pagan impuestos, lo hagan y contribuyan al gasto del gobierno, dijo el presidente de los contadores.

Finalmente, indicó que el mantener al corriente la situación fiscal, evita problemas con las autoridades de Hacienda y sobre todo, el riesgo de hacerse acreedores a multas, ya que ahora, las de menor cuantía son de al menos 1,200 pesos y las de mayor, pudieran llegar a los 9 mil pesos o en casos muy especiales las cantidades superan los 10 mil pesos, indicó.