Staff
Agencia Reforma

LONDRES, Inglaterra.- Con una herramienta robada al Gobierno de Estados Unidos, hackers lanzaron un ciberataque masivo que trastocó, principalmente, servicios públicos y empresas alrededor del mundo.
La herramienta de hackeo usada fue el ransomware “WannaCry”, un malware circulado por correo electrónico que encripta información, bloquea el acceso del usuario y exige una recompensa por los datos.
El periódico The New York Times publicó que la herramienta aprovechó una vulnerabilidad en los sistemas de Microsoft, debilidad descubierta y maximizada por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA).
Se responsabilizaba al grupo Shadow Brokers de la filtración de la herramienta robada a la NSA el año pasado.
Microsoft distribuyó en marzo un parche para remedir el problema, pero los hackers se aprovecharon de blancos que tardan en actualizar sus sistemas.
Los países que causaron más preocupación fueron Gran Bretaña, con la semiparalización de 16 hospitales, y España, con problemas en empresas de comunicaciones y energía, pero al final no se reportaron afectaciones graves.
El gigante de mensajería FedEx fue la empresa más importante que reportó fallas.
En México, la firma Kapersky registró más de 50 hackeos, al menos cuatro en Monterrey, pero sin dar detalles.