Con la inminente entrada en vigor del Sistema de Justicia Penal Oral no se han establecido las garantías para la conservación y actualización de la información digital que obliga el resguardo de los expedientes bajo el nuevo esquema de juicios orales, advirtió el abogado
Javier González Gutiérrez.
Manifestó que la transición del sistema de justicia hacia los juicios orales se ha enfocado en la capacitación de litigantes y funcionarios del sistema judicial para su correcta implementación, pero no se ha puesto atención al manejo de la tecnología que garantice la conservación óptima de archivos digitales de audio o video, lo que implica un gasto significativo que no se ha previsto.
Subrayó que el Poder Judicial debe prever recursos económicos y materiales para que exista un departamento especializado que permita que todos los archivos almacenados puedan ser consultables sin importar que el paso de los años modifique los dispositivos tecnológicos de grabación y sus formatos.
“Van a tener que estar grabando o filmando lo que serán los nuevos expedientes, que sucederá con la nueva tecnología, en los últimos diez años hemos visto cómo cambiaron los formatos, hay que recordar que en su tiempo hubo disquetes, después discos, hay memorias usb, y en la actualidad ya no podemos revisar lo que hay en un dvd o un disquete”.
Debe considerarse que hay casos en los que sentenciados a 40 años de cárcel o juicios de divorcio en los que se incluyen pensión o alimentos pueden presentarse incidentes o juicios de amparo para revolver situaciones después de varios años, en los que no podría consultarse esta información si no se especifica cómo va a asegurarse de que no se pierda o se vuelva obsoleta, señaló.
Enfatizó que la mayoría de los abogados están listos para litigar en juicios orales, porque la oralidad siempre ha estado presente en el ámbito del derecho laboral, además de contarse con un gremio interesado por profesionalizarse y actualizarse.