Los que tuvieron la oportunidad de presenciar el encuentro de futbol entre Rayados del Monterrey y Rayos del Necaxa, fueron testigos de la lesión sufrida por el portero argentino Marcelo Barovero.
Ante esta situación, tuvo que entrar al relevo el experimentado guardameta Yosgart Gutiérrez, quien de inmediato se lanzó a la portería tratando de evitar más daño por parte de los regiomontanos.
Ayer martes fue día de prensa en la Casa Club y la plática obligada fue con el cancerbero de Necaxa Yosgart Gutiérrez, con su amabilidad característica atendió a los reporteros que cubren la fuente.
De la oportunidad que se le presentó de volver al primer equipo, Yosgart dijo que fue bueno que llegara el momento de regresar a la portería, uno la espera y cuando llega pues tenemos que aprovecharla.
Dijo que nunca se desea la lesión para el compañero, espero sane lo más pronto posible, por lo pronto haré mi mejor esfuerzo para defender al equipo, toca mi turno y tratare de aprovecharlo, además estoy a lo que diga el entrenador.
De la situación del equipo en estos momentos, Yosgart comentó que hay preocupación, urge sumar de tres puntos para seguir buscando la salvación del descenso, ante Xolos buscaremos el triunfo se quede en casa.
Del rival del sábado, Yosgart reconoce que es un buen equipo y no por algo está de líder en la competencia, están bien dirigidos pero nosotros tenemos sed de triunfo y a como dé lugar buscaremos la victoria.
De cómo se sintió en su reaparición en el primer equipo, el portero de Necaxa aseguró que bien, tranquilo, con muchas ganas de jugar, desafortunadamente se perdió y no queda otra más que seguir trabajando.
Para Yosgart, es preocupante lo que pasa en el equipo, aquí lo que habla son los resultados para poderte salvar del descenso que sería lamentable, hemos tenido buenos partidos, desafortunadamente los marcadores no se han dado a favor.
Sobre la nueva regla que se tiene en tener muchos extranjeros por pocos mexicanos, Yosgart comenta que dada vez es más difícil el trabajo para los nacionales, procura no meterse en esas cosas, son reglas que ponen los directivos y hay que respetarlas, pero de que ahora es más difícil para los futbolistas de casa, eso es un hecho y qué lamentable.