Para poder desarrollar armónicamente el poniente de la ciudad y evitar futuros problemas de contaminación, el ambientalista Gerardo Ortega de León se pronunció a favor de restringir la edificación de vivienda en la parte poniente de la ciudad, hasta que sea construido el colector marginal derecho de El Río San Pedro.

Indicó que de manera reciente el Cabildo de la capital autorizó Plan de Desarrollo Urbano 2015–2040, que más allá de los formalismos en su protocolización, que no fueron cubiertos, establece como zonas susceptibles para ser edificada vivienda, una extensa zona aledaña a la parte poniente del Río San Pedro, sin embargo, dijo, al no contar con un colector marginal, tan necesario en este momento, se prevén serios problemas de contaminación.

Explicó que actualmente, estamos hablando de un río interurbano, que demanda de un especial cuidado para evitar que su contaminación siga avanzando, por ello, es muy importante que sea edificado su colector marginal derecho, a efecto de recuperar las descargas que se van a generar con la edificación de vivienda en una zona de la ciudad que había estado vetada para construir desarrollos habitacionales por muchos años.

Con este cambio de criterio, la conclusión del tercer anillo de circunvalación y las proyecciones de desarrollo urbano son una realidad y ya no tardan en arrancar proyectos de vivienda en aquella zona de la ciudad, por lo que es urgente que sea edificada esta infraestructura hídrica lo antes posible.

El ambientalista criticó a las administraciones que han sido omisas con esta vital infraestructura y dijo que este tipo de obras no se ven, “no están a la vista de los ciudadanos, por ello prefieren invertir en obras que sí se ven, que sí pueden lucir, y dejan a un lado las que se tienen que ocultar pero que son igual de importantes que cualquier otra obra”.

Consideró que la entidad principalmente responsable de esta obra, además del Gobierno del Estado, es la propia Comisión Nacional del Agua, ya que por ley, es la responsable de cuidar las aguas nacionales. En ese sentido, dijo que debería estar más alerta y tomar acciones pertinentes para evitar un mayor deterioro de la salud del río.

Ante este panorama, propuso que, en tanto no sea edificada dicha obra, se impida el desarrollo de proyectos habitacionales del otro lado del río, y urgió a la nueva administración que está por iniciar, a proyectar esta obra que es muy necesaria para evitar problemas serios de contaminación en un río que ya convive cada vez más con un mayor número de población.