Alejandra Montserrat Casillas Castillo ha dependido toda su vida del apoyo de los demás, ya que nació con una enfermedad llamada mielomeningocele, la cual es el tipo de espina bífida más común; la malformación de su sistema nervioso afectó la formación de los huesos de su columna, por lo cual no puede caminar. Requiere de una silla de ruedas, pero no cuenta con los recursos para adquirirla.
La situación por la que pasa no es nada fácil, ya que además de este implemento, requiere de medicamentos para mejorar su salud; su madre acaba de fallecer, y ella no tiene ningún estudio, pues sólo cursó hasta tercero de primaria, y no tiene la facilidad para ingresar a un trabajo.
La joven de 20 años detalló que el daño en su cadera es irreversible, por lo cual carece de movilidad en la parte inferior de su cuerpo; su madre es quien siempre estuvo al pendiente de ella, apoyándola y brindándole lo necesario, sin embargo, el cáncer invadió su cuerpo, primero le afectó un ovario y después hizo metástasis en el hígado.
Alejandra además tiene problemas de riñón; si bien no se ha agravado su situación, requiere de sondas y atención médica constante, ya que llega a presentar infecciones.
Sus tías y hermanas son quienes se harán cargo de ella ahora que su mamá perdió la batalla contra el cáncer, sin embargo, para la paciente la situación se complica aún más, pues aparte de la pérdida de su ser querido, se ha quedado con gastos de la atención que requirió su mamá y del velorio, sumado a la atención que ella necesita de manera constante.
No cuenta con ningún tipo de seguridad social, por lo que cada consulta les cuesta, por ello piden el apoyo de la sociedad para solventar los gastos de esta enfermedad, y principalmente, para contar con una silla de ruedas que le facilite a Alejandra la movilidad.
Cualquier apoyo puede ser dirigido a su domicilio particular ubicado en la calle Juan Douglas #222 en la colonia Progreso, para mayores informes pueden comunicarse con Abelina Castillo Sánchez, familiar de la paciente, al 495 101 65 45.