Gloribel Amezola Tavares

Con pintar una unidad de transporte urbano, no se terminan las problemáticas que existen en el sistema de trabajo, aseguró el líder del sindicato de Trabajadores de Transporte Urbano, Roberto Mora Márquez; indicó que para erradicar el mal servicio hace falta voluntad de los concesionarios.
“Piensan que con pintar o cambiar una unidad, se transformará el sistema de trabajo y el servicio que le damos a los usuarios, yo definitivamente no estoy de acuerdo”.
Explicó que para verdaderamente erradicar la serie de problemáticas que rodean al transporte público de la entidad, hay que tocar raíces, pues muchos concesionarios se preocupan más por las ganancias que por ofrecer un servicio de calidad al usuario. Hay que mejorar las condiciones mecánicas de la unidad, no sólo el aspecto.
”Los concesionarios en lugar de preocuparse por dar servicio, se preocupan por cuánto me va a traer, lo que no saben es que si damos un buen servicio de ahí se derivan las malas o buenas entradas”.
Se requiere un cambio radical en la forma de trabajo, subrayó, pues los métodos que están utilizando ahorita y desde hace años, no traen buenos resultados.
Reconoció que todas las quejas de parte de los usuarios en cuanto al servicio y estado de las unidades, no es exagerado, pues ambos son deficientes y de mala calidad.
Finalmente, al existir la propuesta de que los estudiantes viajen totalmente gratis en el transporte público, Mora Márquez dijo no tener ningún “empacho” en echar a andar ese proyecto, aunque dijo que quienes se van a oponer de manera rotunda, serán los concesionarios.