Rodrigo Atilano Ruiz y Sara Anaya Ruiz dieron un paso importante en su relación al convertirse en marido y mujer ante la sociedad.
El bello paisaje que brindó un salón particular en el fraccionamiento Las Américas, sirvió como marco principal para llevar a cabo los esponsales por la vía civil entre ambos contrayentes.
Sus respectivos padres, Luis Atilano y Gilda Ruiz, al igual que Alfonso Anaya y Guadalupe Ruiz, acompañaron a sus herederos en este día tan memorable.
Con puntualidad, el juez del Registro Civil arribó al lugar para realizar el acto matrimonial.
Al aceptarse libremente como esposos, la pareja firmó el acta, al igual que sus papás y por supuesto, sus testigos de honor.
En el lugar, sus invitados ovacionaron el acontecimiento y compartieron el festejo con los homenajeados, a quienes brindaron numerosos abrazos y muestras de cariño y felicitación.