La pareja conformada por Margarita Isabel Valtierra González y Édgar Eduardo Ochoa Aranda, decidió dejar atrás su noviazgo para convertirse en un matrimonio.
Para esta bella ocasión, acudieron a la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, para llevar a cabo el acto sagrado, en el que recibieron con gran felicidad el séptimo de los sacramentos.
Al recinto sagrado entraron acompañados de sus papás, Margarita Isabel González Martínez y Enrique Valtierra Pérez, así como Amalia Aranda González y Miguel González Martínez.
Los novios, convencidos de su amor, intercambiaron sus votos matrimoniales, ante la presencia también de sus padrinos de velación Hugo Javier Soto y Rebeca Valtierra Pérez.
Bajo estas promesas de amor, la pareja fue declarada como marido y mujer hasta el final de sus días.
Como parte del festejo, familiares y amigos cercanos realizaron un brindis en honor a los recién casados, deseándoles eterna felicidad.