Unen vida y corazones

La capilla de San Nicolás fue el hermoso recinto que eligieron Karina Muñoz Corpus y Abraham Alejandro López Ávalos, para llevar a cabo su boda religiosa.
Con la presencia de los padres de la novia, J. Héctor Muñoz Flores y Esperanza Corpus Moreno, así como los del novio, Aurelio López Esparza y María Guadalupe Ávalos Briceño, la pareja intercambió durante el ritual sagrado sus votos de amor, con los cuales fueron declarados ante Dios, marido y mujer.
Después de la santa misa, los esposos arribaron a la hacienda Los Pavorreales para llevar a cabo su enlace por la vía civil, ante la mirada de aprobación de todos sus seres queridos, quedando completada la ceremonia al plasmar sus firmas en el acta matrimonial.
En ese mismo lugar, los nuevos esposos compartieron un ameno brindis que sus allegados hicieron, para desearles la mayor felicidad dentro de su vida marital que han iniciado y que continuará con su bella luna de miel, con destino en las paradisíacas playas de Cancún y la Riviera Maya.

Compartir
Artículo anteriorEnlazan caminos
Artículo siguienteAlianza eterna