En el templo de San Antonio de Padua, Luis Fernando Lozoyo Muñoz y Sidney Starns consagraron su amor a Dios al convertirse en marido y mujer.
El cortejo nupcial fue encabezado por el novio y sus padres, Nicolás Lozoyo Ortiz e Isabel Muñoz Gutiérrez, seguido de los padrinos de velación Ricardo Lozoyo y Mónica González, además de las guapas damas de honor.
Al final, luciendo un reluciente ajuar, la hermosa novia hizo su triunfal entrada, tomada del brazo de sus papás, William y Melissa Starns.
La pareja llegó al altar para hacer la promesa de amarse, hasta que la muerte los separe, teniendo como testigo de sus votos, al representante de Cristo en la Tierra.
Luego del ritual, los padrinos de lazo, Adolfo Lozoyo Romero y Ana Bertha Muñoz Gutiérrez, colocaron la mancuerna ya consagrada, en señal de que han conformado una nueva familia católica.
El salón Quinta Esmeralda fue especialmente preparado para el festejo, donde los recién casados disfrutaron de maravillosos momentos con la presencia de sus seres queridos.