MONTERREY, N.L.- Sin el respaldo de una disquera, con su trabajo de siempre en una escuela en Zacatlán de las Manzanas, Puebla, Óscar Cruz celebra así sus cinco años de haber ganado en la primera edición de “La Voz… México”.
Eso sí, sus ganas de figurar en la escena musical no mueren, aunque ahora lo hace de manera independiente.
En un reality show, ganar no siempre es sinónimo de éxito.
“La verdad, depende de la ambición, de las ganas que tenga el que sacó el primer lugar en salir adelante. Es importante que abran bien los ojos y que le exijan al mánager que de veras se le dé a conocer”, declaró Óscar.
“En mi caso, sentí que no se dio la continuidad después del paso de “La Voz…” Se enfocaron más en otras cosas y no al proyecto que había con Óscar Cruz”.
Esta entrevista telefónica se realizó durante un descanso del trabajo de Óscar en la Escuela Normal Benito Juárez, donde tiene 23 años laborando como intendente o personal de apoyo.
El ex integrante del equipo de Alejandro Sanz ha grabado cuatro discos en cinco años: el primero fue uno conmemorativo del programa, el segundo llevó por título “Mis Favoritas con Banda”, que grabó en Monterrey.
Bajo el apoyo de Universal sacó también “Quién Dice que No”, pero dijo que tuvo que solicitar su carta de retiro debido a que no tuvo el respaldo que necesitaba.
Luego lanzó de manera independiente “Hombre sin Corazón” y prepara otro.
“Yo pedí mi carta de liberación. El contrato era por cinco años, pero no vi el apoyo que se supone tenían que darnos”.
Reconoció que carecer de una disquera hace más difícil la tarea de dar a conocer su música, pero no se rinde.
“Nunca dejé de trabajar, siempre estuve dentro de la escuela, eso hizo que yo fortaleciera mi objetivo. Para mí no es un sueño, un sueño no es nada real.
“Soy realista. Fui muy real cuando el concurso terminó. Sigo conviviendo con amigos en Zacatlán y sigo trabajando en la escuela, y también sigo yendo a hacer fechas a lugares donde nos mandan traer”. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)