El gobernador del Estado, Carlos Lozano de la Torre, informó que están haciendo todo lo posible por comprar la última finca que aún no se adquiere, para concluir con la remodelación del primer cuadro de la ciudad.
Es una finca aledaña al Teatro Morelos, pero hasta ahora el vendedor pide mucho más de lo que vale. “Estamos haciendo lo posible por llegar a un entendimiento, para no llegar a la expropiación”, dijo el mandatario en entrevista.
Indicó que de los predios que están ubicados en la zona de las remodelaciones, se tienen prácticamente cerradas la adquisiciones de tres, pero falta uno, ya que su propietario está pidiendo mucho más de lo que razonablemente vale y de lo que Gobierno puede ofrecer.
En ese sentido, dijo que el Gobierno de Estado, a través del secretario general de Gobierno, Sergio Reynoso, “se está haciendo lo posible por llegar a un entendimiento, para no llegar a la expropiación”, afirmó el gobernador.
“Les estamos pagando más de lo que valen las propiedades en el ánimo de poderlo hacer, resolver y no perjudicar. Vamos a buscar que lo podamos hacer, ya estamos con el tiempo encima y ya sólo falta la comprensión de la única persona que queda”, dijo Carlos Lozano durante una entrevista ayer en la que también afirmó que se cuenta con el proyecto y con los recursos para desarrollar las obras y concluir lo que se inició desde el segundo año de su administración y que incluyó la remodelación del centro de la ciudad.
Con los predios que está adquiriendo el Gobierno del Estado, aledaños al Teatro Morelos, indicó que se tiene proyectado otro espacio de similar estilo al “Patio de las Jacarandas” pero que llevará otro nombre; y otro más, frente a lo que actualmente son las oficinas de Telégrafos.
“Son obras que solamente las puede hacer el Gobierno, no las va hacer un particular porque para ellos lo que vale es su terreno, y para nosotros los terrenos públicos son para que las ciudades sean más bellas, más atractivas como ciudad”, concluyó.
Cabe destacar que entre las obras que cambiaron en la actual administración la fisonomía del centro histórico de la ciudad, destaca el “Patio de las Jacarandas” que es una obra arquitectónica y artística que estuvo a cargo del holandés Jan Hendrix y el arquitecto Arturo Revilla Vega. Son estructuras metálicas de color blanco que fueron diseñadas en forma de jacarandas entrelazadas con iluminación que hoy dan un aspecto diferente al lugar y que el Gobierno del Estado pretende ampliar esta zona incorporando los terrenos sobre los que actualmente se encuentran cuatro fincas, de las cuales, tres las tienen ya tratadas en venta con sus propietarios, y con la cuarta, están en pláticas sin que se descarte la expropiación.