Por: Octavio Díaz García de León

Este domingo se eligen gobernador, alcaldes y diputados locales. Estamos aprendiendo a vivir en democracia y hay que darle tiempo para madurar. Pero, parafraseando a Churchill, la democracia es mucho mejor que cualquier otra forma de gobierno. En Aguascalientes, la democracia nos ha traído la alternancia, lo cual ha permitido comparar la forma como gobiernan diferentes partidos y la competencia ha beneficiado a todos. Hay otros estados del país que aún no tienen alternancia, lo que demuestra la madurez del electorado aguascalentense. Los invito a salir a votar hoy por la opción que prefieran y me permito sugerirles la lectura del artículo que publiqué en enero (http://heraldo.mx/la-eleccion-que-importa/). ¡A VOTAR!

La dinámica del sector empresarial ha permitido impulsar el crecimiento de la economía de nuestro país a pesar de las malas condiciones que prevalecen en los mercados internacionales y del poco efecto que ha tenido el exceso de gasto público. La nueva generación de empresarios puede aprovechar nuestro mercado interno que asciende ya a más de 120 millones de personas. Ojalá en Aguascalientes crezca el número de empresarios locales para impulsar la economía estatal y no depender sólo de la inversión extranjera.

Aguascalientes tiene una vocación de manufacturas textiles muy importante que luego de algunos años de crisis ha venido recuperándose. El talento acumulado en este sector puede aprovecharse para darle nuevos bríos a esta industria en el estado y hay ejemplos en el mundo de lo que se puede hacer en este campo con una estrategia adecuada.

Uno de ellos es el grupo español Inditex, cuyas marcas seguramente conocen: Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe, no todas con presencia en México. Su fundador, Amancio Ortega, es ya el segundo hombre más rico del planeta según Forbes. (http://economia.elpais.com/economia/2016/03/01/actualidad/1456845709_834782.html)

El negocio de Inditex consiste en vender moda y ésta, como sabemos, tiene una muy corta duración y además requiere una cierta exclusividad para que no todos traigan los mismos modelos de ropa. La clave para lograr penetrar este mercado con éxito ha sido su modelo de negocio que incluye el diseño, la fabricación, la distribución y la venta, destacando su capacidad para mover mercancía a gran velocidad.

Michael  Porter dice que existen tres estrategias competitivas básicas: liderazgo en costos, cuyo mejor ejemplo es Walmart, quien a base de costos bajos y micro monopolios en mercados urbanos, ha llegado a ser una de las empresas más grandes del mundo; diferenciación, en donde un producto se distingue por sus características únicas; por ejemplo, un reloj Patek Philippe; enfoque, en donde se compite en un nicho de mercado; por ejemplo, los autobuses y camiones Volvo que son muy exitosos en ese nicho. Han surgido otras estrategias como la del Océano Azul en donde se trata de crear un mercado totalmente nuevo; tal es el caso del Cirque Du Soleil que vino a transformar la oferta de entretenimiento. También existe la estrategia competitiva basada en tiempo, de la cual los japoneses fueron pioneros al desarrollar las técnicas del “Just In Time” para la manufactura. En esta estrategia, la velocidad de respuesta es la clave para ganar mercado. Inditex usa esta última de manera destacada y gran parte de su éxito radica en su cadena de suministro y su logística.

Inditex ofrece a través de sus 6,439 tiendas y su tienda en línea, última moda en ropa y complementos para el hogar. Sus tiendas no tienen más inventario que lo que está en exhibición y este cambia hasta un 30% por semana. Su equipo de diseño ocupa mil personas entre diseñadores, vendedores y compradores concentrados en un edificio junto a las oficinas centrales del grupo en el municipio de Arteixo en Galicia, España, y produce 40,000 diseños al año. Las prendas se fabrican en un 50% en España, Portugal, Marruecos y Turquía donde cuentan con once centros de fabricación ocupando a más de 3,500 trabajadores; el resto se adquiere en Asia. Una vez cortada la prenda se envía a alguna de las 175 fábricas de confección o talleres de la zona de Arteixo, ocupando a 6,000 personas, en su mayoría mujeres. Luego la distribución se hace a través de 10 centros logísticos ubicados en España y se envía a todas las tiendas dos veces por semana, con un tiempo máximo de entrega de 72 horas en cualquier parte del mundo. Inditex tuvo ventas por 18,117 millones de euros ($382 mil millones de pesos aproximadamente) y utilidades netas por 2,510 millones de euros (Los datos mencionados son de 2014). En 2015 era una de las empresas de mayor crecimiento en el mundo.

Inditex no compite a través de liderazgo en costos. De hecho, su operación tiene muchas áreas de oportunidad para reducirlos. Inditex aprovechó la mano de obra de España, que no es barata, para crear una de las empresas más exitosas del mundo. Su modelo de negocios basado en la velocidad con que es capaz de colocar productos de moda con calidad y buen precio en sus tiendas, les da su principal ventaja competitiva. Aguascalientes podría aprovechar su vocación textil y aprender de Inditex. Sólo falta un Amancio Ortega aguascalentense que tenga la visión y la capacidad para fundar una empresa de alcance mundial como Inditex.

(Los datos sobre Inditex están tomados del caso “Zara y su Familia” del Instituto Internacional San Telmo, España y utilizado como base de discusión en una sesión del IPADE)  http://octaviodiazgl.blogspot.mx/  Twitter: @octaviodiazg

 http://heraldo.mx/tag/todo-terreno/   Correo: odiazgl@gmail.com