Es difícil saber, por no decir imposible, el número de aguascalentenses que se encuentran como indocumentados en Estados Unidos, puesto que ninguno registra su viaje ante una oficina gubernamental y menos lo hace en el vecino país, por lo que todo se reduce a conjeturas.

De cualquier manera, los paisanos que se hallan en esa circunstancia deben tener una atención específica de las autoridades locales ante la posibilidad de que Donald Trump se convierta en presidente de Estados Unidos y cumpla la amenaza de expulsar a todos los que carecen de papeles.

Es tiempo de olvidarse que “es casi seguro” que no ganará los comicios de noviembre. Los deseos, propósitos e inclinaciones en el exterior no son los mismos de un sector de estadounidenses, que ha mostrado su aprobación con las medidas que propone el multimillonario.

Cuando apareció en el radar político de inmediato se dijo que ni siquiera llegaría a las elecciones primarias por falta de oficio en la vida pública, sin embargo doblegó a verdaderos lobos de mar y fue sumando voluntades hasta convertirse en lo que es hoy: .el candidato republicano, que con la avenencia de sus compañeros de partido ratificó la intención de construir un muro capaz de impedir el paso de forasteros sin pasaporte y al mismo tiempo echar a los que estén en esa situación.

No triunfará, insisten comentaristas de medios escritos y electrónicos, pero más vale no confiarse y tomar las medidas necesarias ante la emergencia que pueda provocar en México con sus acciones, que en el caso de Aguascalientes se debe crear un fondo especial que permita hacer frente a esa eventualidad.

Existe el tiempo suficiente para adoptar las acciones que exige el momento, en donde participen las autoridades salientes y entrantes, ya que todos los acuerdos tendrán que ver con la aplicación de recursos económicos, que necesariamente debe estar incluidos en los presupuestos del Estado y los Municipios para el ejercicio 2017.

El regreso de esos asalariados podría no ser de manera masiva ni en unas cuantas semanas, pero si Trump concreta su plan de limpiar de mexicanos a su país causará un enorme boquete a la economía, dado que aquí no existe capacidad del mercado laboral para absorber un número sorpresivo de trabajadores, ni las dependencias de salud y educativas pueden incluir a los que vendrían acompañados de la familia.

Por ello, el alcance de los acuerdos que tengan las autoridades, principalmente las que van a tomar posesión en diciembre y enero, puesto que serán ellas las que carguen con la responsabilidad de atender y responder a quienes lleguen, que además deberán entrar en un proceso de adaptación a su nueva condición.

Ahora bien, en caso de que gane la señora Hillary Clinton el fondo especial se utilizaría en otros programas, lo importante es que la noche no sorprenda buscando una quinqué y que luego vean que carece de petróleo.

DERECHOS LIMITADOS

La Ley Federal del Trabajo, en su artículo 22, permite trabajar a los adolescentes de 16 y 17 años, situación que los obliga a darse de “alta” como contribuyentes, por lo que automáticamente cargan con las mismas obligaciones de aquellos que tienen la mayoría de edad, pero no les alcanza para tener derecho a votar ni a ser votados.

Son de los despropósitos que presenta la democracia, que valga mencionarlo, no es privativo de México, pero se acentúa aquí porque el desaparecido Instituto Federal Electoral (IFE) puso en práctica un programa paralelo a las elecciones constitucionales, en que participaron niños y adolescentes que podían elegir algún tema, sin que fuera vinculante. Sólo fue una opinión que pasaba a formar parte de una estadística o para hacer folletos y libros, pero que a final de cuentas de poco sirvió al no alcanzarse el objetivo.

Podría suponerse que debería haber sido el preámbulo de adelantar la edad para ser parte integral de los procesos comiciales, pero nada ha cambiado. De vez en cuando algún político hace alusión a este asunto para atraer los reflectores y generar el debate, pero después de una o dos semanas se queda en el cajón de los pendientes, que luego se recicla.

Como trabajadores los púberes tienen obligaciones fiscales, pero no derechos políticos, por lo que no pueden participar como electores ni como candidatos, además de que sus necesidades y proyectos quedan en manos de los adultos, que resuelven lo que presuntamente es mejor para ellos.

Aunque se han creado leyes que pretenden velar por un mejor nivel de vida, nada de ello ha sido por iniciativa propia sino de senadores y diputados que buscan ampliar el abanico de apoyos laborales, económicos, de salud, educación, cultura, recreación y justicia, sin que llegue a la materia política.

A nivel mundial está la exigencia de darles el lugar que merecen, por lo que ya se voltea a ver este segmento de la sociedad, que cada vez es más opinante y demandante, y que sin chocar con los puntos de vista de los adultos pretende no sólo ser escuchado sino ser partícipe de su propio destino, algo que se observa entre los estudiantes y aún de los conocidos como “ninis” (ni trabajan ni estudian).

La mejor referencia se encuentra en lo ocurrido en Escocia, donde participaron masivamente por la independencia del país y por la permanencia en la Unión Europea, demostrando que están al día de lo que ocurre en la política, lo contrario ocurrió en el Reino Unido con el “Brexit”, al permitir votar sólo de 18 años en adelante, por lo que se impuso la figuración de los adultos, al votar por salir de la Unión Europea, hecho que ha provocado una división generacional ya que los jóvenes consideran que ellos serán los que sufran las consecuencias.

En varios países europeos y americanos han rebajado la edad para votar a los 16 años y en Estados Unidos hay entidades que van por ese camino, en cambio México se rehúsa a hacerlo con el argumento de que a esa edad no tienen capacidad de raciocinio, por lo que podrían ser presas de políticos y partidos innobles, sin embargo, está la exigencia de algunos grupos porque en materia de justicia penal se les dé el trato de adultos cuando sean partícipes de algún hecho que impacta socialmente.

Frente a ese razonamiento es importante escuchar la opinión de los adolescentes y promover un debate en el que ellos sean la parte más importante, sólo así podrá hablarse de que el país está abierto a todas las manifestaciones democráticas y principalmente, que los acuerdos no queden sobre la mesa sino que se plasmen en la legislación.

MÁS ALLÁ DEL ÁRBOL

Los informes que tienen las grandes empresas petroleras les permiten descifrar que en el precio del barril del petróleo subirá, tan es así que varias de ellas están en sociedad para invertir 37 mil millones de dólares en un programa que llevan a cabo en Kazajastán. Es un buen augurio para México, que desde 2014 sufre una enorme afectación económica debido al desplome del crudo. Es una decisión que debe tomarse con cautela, pero que ofrece un indicativo de la confianza que hay en las compañías, al ser la primera inversión de ese calado en el año. Habrá que esperar los planes que tengan otros corporativos, que si es en el mismo sentido quiere decir que antes de que termine el actual decenio las condiciones serán diferentes.