Francisco Márquez 
Agencia Reforma

SAN FRANCISCO, EU.- Volvo es referencia en desarrollo de tecnologías enfocadas en la seguridad; ahora la nueva XC90 vuelve a ser referencia en este rubro, pero incorporando el mayor desarrollo tecnológico en eficiencia.
La nueva SUV cuenta con elementos suficientes para ser considerada como un modelo de referencia en un segmento en crecimiento, el de las deportivas utilitarias de lujo.
Volvo XC90 posee un nuevo motor de cuatro cilindros, 2.0 litros, el cual desarrolla 320 caballos de potencia y 295 libras-pie de torque. La aplicación de un supercargador y turbocargador le otorgan un desempeño interesante.
El motor se encuentra acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades con modo manual. Cabe destacar que todas sus versiones cuentan con sistema de tracción integral All-Wheel Drive, lo que permite mejorar su desempeño, sobre todo en el paso por curvas.
Este conjunto motriz es interesante, ya que permite que con un motor de pequeño el desempeño se potencialice, esto debido al uso del supercargador de .5 bares, el cual actúa de modo inmediato al tocar el acelerador; ya con el vehículo en marcha, el turbocompresor, de 2.5 bares, entra en acción para mantener el desempeño del XC90.
Durante la presentación, la firma brindó la oportunidad de realizar una prueba de manejo, donde constatamos las ventajas del desempeño del SUV. La respuesta del motor es inmediata, a pesar de ser un vehículo de casi dos toneladas de peso.
El motor mantiene un desempeño brioso con la aceleración, lo que permite una conducción entusiasta, a esto se suman los modos de conducción que son Comfort, Dynamic y Off Road, donde se ajustan elementos como aceleración y suspensión para adecuarse a la personalidad del conductor y del camino.
El interior de XC90 se muestra con una atmósfera de alto nivel de acabados, así como un diseño agradable a todos los sentidos. Los acabados en piel, así como los paneles de las puertas que poseen combinación de piel y madera, le brindan esa imagen de lujo que se espera de un vehículo de estas cualidades.
A su vez, la combinación de elementos con acabado tipo piano, brindan un juego de imagen agradable.
Destaca también la incorporación de dos elementos interesantes, la consola central con una pantalla táctil de nueve pulgadas, la cual prácticamente es una tablet que maneja elementos como radio, navegación y aire acondicionado. Sensus, es como Volvo ha nombrado a su sistema.
Este es un punto a destacar, ya que se maneja de modo intuitivo y agradable, se adapta uno fácilmente a su funcionamiento, lo cual permite distraer poco la mirada. A su vez, la información es clara y se accede rápidamente a los menús con uno o dos toques, lo que facilita la operación.
También, encontramos en el panel de instrumentación una pantalla que brinda de manera adecuada información sobre navegación, así como el tacómetro y velocímetro. Head up display también se encuentra disponible como opción, el cual facilita la labor en conducción.
Otro punto a reconocer es el trabajo realizado en el desarrollo de la suspensión, la cual se mantiene estable en todo momento, de hecho en el paso por curvas no se percibe el cabeceo de la XC90, lo cual sorprende a pesar de tratarse de un vehículo con un alto centro de gravedad.
Intellisafe es uno de los puntos a destacar en Volvo XC90, ya que esta es la filosofía fundamental de la marca sueca, la seguridad. Volvo se ha puesto un objetivo muy exigente, en el año 2020 ningún ocupante de un vehículo de la marca debe fallecer o ser seriamente herido.
Es por ello que con elementos como control crucero adaptativo, cámara de visión de 360 grados, asistencia de estacionamiento, información de punto ciego, asistente de abandono de carril, se integran al sistema, lo que aumenta las asistencias.
Para llevar un paso más allá la conducción, posee Pilot Assist, un sistema de conducción autónomo, el cual se activa en bajas velocidades y hasta 50 kilómetros por hora.
City Safety es otro de los sistemas que la firma sueca ha incorporado en el cual se encuentran elementos de seguridad para protección a peatones, así como ciclistas y alerta de colisión frontal, además de que la nueva XC90 cuenta con sistema preventivo de colisión trasera.
Volvo XC90 representa el nuevo camino para la firma sueca, manteniendo su filosofía enfocada en seguridad; manteniendo el lujo lujo artesanal, además de representar una nueva plataforma para futuros productos.
En México está disponible en tres versiones, denominadas Kinetic, cuyo precio es de 837 mil pesos; Momentum con un precio de 969 mil 900 pesos y el tope de la gama es Inspiration cuyo precio es de un millón 150 mil pesos.