Un grupo de sujetos asalta a reportero de El Heraldo

Esta tarde, un grupo de entre 10 y 12 sujetos, armados con palos y otros objetos contundentes, asaltaron al reportero de esta casa editorial, Carlos Gutiérrez, a quien despojaron de sus pertenencias, cuando desempeñaba sus funciones en la cobertura informativa del proceso electoral.
Además del asalto, el automóvil en el que se movía para trabajar, fue objeto de dos ataques adicionales, uno de ellos con el destrozo del parabrisas, y el otro, al rociar de gasolina el auto y prenderle fuego, en un hecho que, pasó de ser un simple asalto, a un ataque deliberado en contra del comunicador.
De acuerdo a la denuncia formulada ante la Fiscalía Estatal, con el número CI/AGS/345/06-16, quedó asentado que, el vehículo del reportero fue interceptado en la esquina de la Avenida Siglo XXI y Miguel Ángel Barberena Vega, en el fraccionamiento Municipio Libre, al oriente de la ciudad, por una camioneta pick up, en color blanca, que le cerró el paso situación que lo obligó a detener la marcha, lo que fue aprovechado por una docena de individuos de entre 20 y 30 años, quienes por la fuerza, despojaron de su teléfono celular, su cartera, la carátula del autoestéreo, y comenzaron a golpear el auto.
El comunicador se echó a correr para ponerse a salvo de la turba de sujetos que pretendían golpearlo, refugiándose en la clínica 9 del IMSS, que se encuentra a 400 metros del lugar de los hechos.
El afectado narró que permaneció por espacio de 30 minutos en la sala de espera del hospital, tiempo que le llevó comunicarse a los servicios de emergencias, ya que en reiteradas ocasiones no contestaron. Una vez que logró formular su denuncia, le pidieron que acudiera al lugar y contactara a los elementos de la policía municipal, quienes habrían de auxiliarlo.
Los elementos de la patrulla 625BI, arribaron al lugar, y solo le pidieron que moviera su vehículo, que llamara a una grúa para que lo removieran dado que el lugar era muy peligroso por los robos y asaltos. El afectado les pidió su auxilio para que pudieran movilizarlo dado que se había quedado sin ningún medio, incluso para comunicarse y pedir los servicios de una grúa, sin embargo, por respuesta recibió un “no podemos” argumentando que tendrían que atender otros llamados de emergencia y que lo mejor sería que moviera el automóvil.
Ante la negativa, el reportero se trasladó en taxi a su domicilio a fin de conseguir la copia de su llave y poder mover el auto, y cuando regresó se encontró con dos patrullas más quienes se encontraban atendiendo el llamado de que el automóvil estaba en llamas.
El velador del lugar en donde quedó varado el automóvil, le dijo al afectado que un grupo de sujetos llegaron al lugar, bañaron de gasolina el auto y le prendieron fuego, y que una vez que se retiraron a toda velocidad, él sacó un extintor y logró apagar el auto incendiado.
La oportuna intervención del velador de la gasolinera, impidió que las llamas consumieran el automóvil, quedando solo en daños a la pintura.
De ese lugar, el reportero se trasladó a la agencia del ministerio público de guardia a poner la denuncia correspondiente en contra de quien resulte responsable por los delitos de asalto y daño en las cosas.