Stefany Garza
Agencia Reforma

Jeep es punto de referencia en todo terreno y off-road, pues ha llevado al extremo la mecánica automotriz para brindar estas capacidades desde que se produjo por primera vez en 1941. Tanto en senderos no asfaltados como cuando no hay camino, circulando en superficies como nieve, arena, lodo o roca, estos vehículos han hecho historia.
Sus modelos conmemorativos agregan elementos de comodidad, seguridad y lujo. Accesorios como rines de 17 pulgadas en bronce de bajo brillo y acentos exteriores de bronce e interiores únicos, incluyendo asientos exclusivos con logotipo en relieve del año 1941, así como una placa exterior conmemorativa, les dan una identidad que los fanáticos de la marca apreciarán.

Jeep Wrangler
Este 4×4 legendario e icónico no necesita mayor presentación. Ha logrado mantener su autenticidad al preservar su capacidad y mantener los detalles característicos.
Es el único en su tipo totalmente convertible. Una persona sola puede remover el panel frontal superior fácilmente, y el resto de los elementos en sencillos pasos con ayuda de alguien más.
Los cambios recientes lo han modernizado, y a pesar que aún mantiene la esencia rígida y robusta, su chasis mejorado y suspensión de trabajo pesado permiten absorber los golpes en lugar de rebotar. Estos cambios lo hacen más amigable en su manejo por la ciudad.
Cuenta con un modo Eco para hacer más eficiente el uso del combustible, y aunque no es la mejor elección para los fieles del 4×4, tiene una transmisión automática de 5 velocidades y capacidad de cambiar tracción delantera a todas las ruedas con la clásica palanca al centro.

Patriot
El Patriot se encuentra en un terreno intermedio interesante entre los crossovers convencionales y los compactos. El original era ruidoso, lento y austero, pero Jeep ha encontrado maneras de mejorarlo. Los modelos actuales son mucho más atractivos combinando las líneas agresivas típicas de la marca con suavidad, espacio y confort, haciéndolo un transporte familiar adecuado.
La insignia Trail Rated asegura cierta capacidad para arena y barro, e incluso manejar en terreno rocoso y difícil. Esto gracias a su transmisión continuamente variable de bajo rango. Sin embargo, en la ciudad su CVT tiene la capacidad de conducir íntegramente en calles y carreteras, con una respuesta enérgica y tersa sobre el pavimento.

Grand Cherokee
Este es el modelo de mayor lujo y un vehículo totalmente familiar. Con una capacidad de arrastre de poco más de media tonelada es posible adjuntar un remolque sin problema.
Ha evolucionado marcadamente en los últimos años y ha sabido mantener cierta robustez sin perder la comodidad en el interior. Sin embargo, para una intención más todo terreno se recomiendan las versiones superiores y más equipadas, puesto que este modelo en particular sólo trae tracción trasera y está pensado para uso mayormente en ciudad.
Las ayudas electrónicas cumplen la función de mantener su estabilidad y control, pues tiende a coletear un poco al tomar vueltas en alta velocidad debido a su tracción trasera.

Wrangler Unlimited
Costo: $657,900
Se basa en la versión Wrangler Sahara 4×4 Automático
Control de estabilidad para remolques (TSD).
Cofre especial con domo y respiraderos funcionales
Dirección electroasistida
Faros de halógeno con encendido automático
Sistema de sonido con 9 bocinas y subwoofer Alpine
Sistema de entrada pasiva y tapetes de uso rudo.
Placas protectoras para tanque de gasolina y caja de transferencia.

Jeep Patriot
Costo: $ 350,900
Basado en la versión Sport Automática
Sistema de alerta de frenado de emergencia (BAS)
Rieles laterales color bronce en toldo
Quemacocos eléctrico
Además de sus acentos en bronce tiene agregados en color Moroccan Sun.

Grand Cherokee
$ 699,900
Basada en la Grand Cherokee Limited Lujo V6
Sistema Start&Stop/Sistema de activación modo Eco.
Lámparas de halógeno con encendido automático.
Pantalla táctil de 8.4″.
Asientos tipo butaca forrados con piel, logo de aniversario y costuras color naranja.