“Despedir personal en dependencias del Gobierno Federal tras el anuncio de un nuevo recorte al gasto público, resultaría perjudicial para muchas instancias que no cuentan con personal suficiente, cuya operación resulta vital como el caso de los tribunales federales.”, advirtió el secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Normando López Meixueiro.
El dirigente sindical demandó que los ajustes al gasto se canalicen hacia las áreas de mandos medios hacia arriba, para que no se vean afectadas las funciones operativas del personal de primera línea, que además debe atender a la ciudadanía y requiere contar con todas las herramientas necesarias.
“Que a la gente de altos mandos se les elimine el gasto de telefonía celular, otros gastos, y solo se les deje lo básico, lo estamos revisando para que haya un equilibrio”.
Señaló que hasta el momento no se tiene contemplado que haya despidos a los trabajadores, pero la organización está dispuesta a defender a los trabajadores, en caso de que se buscara afectar plazas.
“Lo dijo nuestro líder Joel Ayala, no se va a tocar a los trabajadores, estamos cuidando eso, pero si a la vez los trabajadores se desesperan porque no hay recursos necesarios para cumplir con sus funciones en áreas muy especificas”.
Manifestó que la reducción de gastos operativos genera incertidumbre entre los trabajadores cuando no pueden hacer su labor de manera óptima, y encima se carece de personal.
Dijo que la falta de insumos ya se hace evidente en algunas áreas, derivado de los recortes, que limitan el uso de papelería, gasolina, entre otros rubros, por lo cual los burócratas tienen que enfrentar los reclamos de usuarios, sin que tengan responsabilidad en las dificultades generadas.